España ya ha conseguido su primer objetivo: plantarse en semifinales. Ahora espera Rusia. El último peldaño hacia la gran final, presumiblemente ante EEUU. La selección española en un último cuarto de infarto y con una defensa agresiva en una zona mixta batió a los franceses (66-59) en un partido muy duro y muy físico. Las dudas generadas en la primera fase han dado paso a la esperanza. España disputará sus cuartas semifinales en unos Juegos Olímpicos tras los jugados en Moscú 1980 (cuartos), Los Angeles 1984 (medalla de plata) y Pekín 2008 (medalla de plata).

La selección española no comenzó el encuentro muy fino, en la línea del juego exhibido durante la primera fase y el primer cuarto Francia lo resolvió a su favor (17-22). Aún así España conseguía mantenerse a flote, gracias al buen hacer de Pau Gasol dentro de la zona.

La mejor noticia para el combinado español es que sin realizar un buen partido finalizaba el primer tiempo del partido solo tres puntos abajo (34-37). Francia había desactivado en el segundo cuarto a Pau y España no lograba sacar el contraataque y desarmar a los galos por velocidad.

Un buen comienzo en el tercer cuarto

Pero el inicio del tercer cuarto hizo albergar esperanzas. Un parcial de 7-0 de España situaba a los hombres de Scariolo por primera vez en el partido con ventaja en el marcador (37-41) y a Francia se le aparecían los fantasmas del pasado. La selección española volvía a ser su bestia negra y eso se notaba en la cara de los galos. Parker comenzó a fallar tiros fáciles, Batum empezó a perder los nervios y Turiaf y Diaw no podían parar a Marc Gasol, que tomó el relevo de su hermano Pau, excelentemente defendido durante los cuarenta minutos.

El tercer cuarto finalizó aún con ventaja francesa (51-53) pero las sensaciones eran bien distintas. Los últimos diez minutos fueron intensísimos y Marc Gasol, Juan Carlos Navarro y Sergio Llull se convirtieron en los protagonistas de la remontada española a base de coraje, lucha e intensidad defensiva, acompañados por el resto.

Una acertada defensa en zona con un férreo marcaje individual de LLull a Parker fue una de las claves para acabar con las ilusiones francesas de plantarse en semifinales. El parcial en el último cuarto lo dice todo: (15-6) a favor de España. Una losa para Francia. El ogro español se les volvió a aparecer.

Ficha técnica del partido

España, 66 (17+17+17+15): Pau Gasol (10), Rudy Fernández (9), Navarro (12), Calderón (5) y Marc Gasol (14) -equipo inicial-, Sergio Rodríguez, Reyes (2), San Emeterio (2), Llull (8) e Ibaka (4).

Francia, 59 (22+15+16+6): Batum (9), Parker (15), Diaw (15), Turiaf y Gelabale (4) -equipo inicial-, Seraphin (2), Traore (2), Bokolo, Pietrus (10) y De Colo (2).