En cualquier parte del mundo, sobre todo el desarrollado, el colesterol alto es una enfermedad bastante común. En caso de que los análisis de sangre den una cifra elevada del colesterol, lo más probable es que el médico tratante recete un medicamento del grupo llamado estatinas.

Qué hacen las estatinas en colesterol y sistema cardiovascular

Las estatinas bloquean la producción de colesterol en el hígado y pueden bajar ese nivel entre un 20% y un 40%. El bloqueo actúa sobre una enzima clave en la producción de colesterol LDL. El colesterol es un producto natural del hígado y en las cantidades adecuadas no supone un problema para el organismo; sin embargo, a veces se produce demasiado colesterol y los medicamentos de estatinas bloquean la enzima ligada a la producción hepática de colesterol. Así como reducen el colesterol malo (LDL) pueden aumentar el colesterol bueno (HDL) y los triglicéridos inferiores.

Independientemente de esta función las estatinas tienen efectos beneficiosos relacionados con el sistema cardiovascular, ya que reducen el estrés oxidativo de los tejidos del cuerpo, reducen la inflamación (como la aspirina) y estabilizan la placa (ateromas) en las paredes de los vasos sanguíneos.

Efectos secundarios de las estatinas

Sin embargo, al igual que todos los medicamentos, las estatinas tienen muchos efectos secundarios adversos. Se destacan los dolores musculares y articulares, estreñimiento, diarrea, náuseas, daño al hígado, erupción cutánea y enrojecimiento y problemas digestivos, son algunos de los más conocidos.

Hace un tiempo la FDA de EE.UU, incorporó a la lista dos efectos más: la pérdida de memoria (reversible) y un aumento en los niveles de azúcar en la sangre (algo que no es bueno para los diabéticos). Estos efectos se deben incorporar a las indicaciones impresas del medicamento en su envase.

Porcentaje de personas que toman estatinas en EE.UU. y consecuencias

Ya en 2010 se había informado que el 50 por ciento de los varones estadounidenses y el 39 por ciento de las mujeres estadounidenses, en un rango de edades de 65 a 74 años, habían estado tomando estatinas.

Es comprensible que debido a la incidencia del colesterol alto, los tratamientos provoquen un alto uso de estatinas, aunque no parece razonable el exceso. La pregunta es si es posible que un porcentaje tan alto de personas tenga la predisposición genética o los factores de alto riesgo del colesterol alto.

En todo caso se deben analizar las medidas adecuadas para no generar la necesidad de un medicamento que podría evitarse en los casos de personas sin antecedentes genéticos o que puedan cambiar el estilo de vida previamente a un tratamiento medicamentoso.

Que hacer en caso de colesterol alto

Por eso se recomienda para los grupos de pacientes mencionados, evitar las excusas para cambiar el estilo de vida, sobre todo los cambios en la dieta, algo que cada uno puede hacer para mantener los niveles saludables de colesterol, algo que resulta "clave para la reducción del colesterol." En cualquier caso el consejo sería consultar con el médico por la situación propia de cada uno, antes de empezar con un tratamiento de medicamentos para luchar contra el colesterol alto.

Sin perjuicio de esta consulta hay herramientas disponibles para cualquiera y entre estas se destacan:

  • Comer menos carne roja y procesada: Los productos de origen animal son la principal fuente de colesterol. La carne roja es el principal culpable cuando se trata de los niveles altos de colesterol, por no hablar de la grasa saturada.
  • Comer más vegetales: Frutas y verduras, incluyendo granos enteros y frutas secas, son una buena fuente de antioxidantes no sólo saludable para el corazón, sino también es una buena fibra dietética para reducir el colesterol. La fibra actúa como una esponja para absorber el colesterol malo, sin mencionar que las frutas y verduras son apenas una fuente de colesterol bueno.
  • Ejercicio: La actividad física regular no sólo disminuye el colesterol malo, sino que también aumenta el bueno.
  • Dejar de fumar: el tabaquismo reduce los niveles de colesterol bueno (HDL).
Fuente: Propias y Empowher