BAFICI es la sigla del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente y su edición número 15 comenzó el día 10 de abril y se extenderá hasta el 21 de abril de 2013.

En este artículo el cronista presenta la crítica resumida de los filmes argentinos, aún sin fecha de estreno comercial, que integran la programación en competencia de la edición 2013.

Hawaii de Marco Berger

Llama la atención en este filme que las subtramas sólo son mencionadas en diálogos por los dos protagonistas y por ende lo único que se desarrolla en pantalla es la trama principal.

Todo se inicia bien, la situación de los personajes está sólidamente presentada en las primeras tomas para mostrar al espectador la soledad en la viven los dos personajes principales.

Eugenio es un joven que pasa el verano en la casa donde transcurrió su niñez para intentar escribir una novela y hasta allí se acerca otro joven, Martín, para pedir trabajo.

Al conversar los muchachos recuerdan que se han conocido durante su infancia y que juntos han jugado y realizado travesuras.

Eugenio va descubriendo sus propios secretos y también los de Martín, la amistad sin proponérselo se va transformando en otra cosa de la que ninguno de los dos quiere hablar a pesar de intuir de qué se trata.

El director Marco Berger vuelve a incursionar en la temática de las relaciones gays aunque esta vez se inclinó por contar la historia más poéticamente con reminiscencias de Nouvelle Vague con largas secuencias y poca acción.

Con una trama previsible, el director puso límite a las expectativas de los espectadores con escenas que sólo rozan el erotismo y es de destacar que en todo el filme las escenas están armadas con buen gusto y cuidado técnico.

Los actores son Manuel Vignau como Eugenio y Mateo Chiarino como Martín con buen desempeño cinematográfico aunque se los ve incómodos y dispersos en algunas escenas.