La tercera gala de Gran Hermano 12+1 concluye con la expulsión de Azucena (con un porcentaje de votos elevadísimo, el 71% del total); y con nuevo concursante, Aristidín. El vasco, tras pasar todas las pruebas médicas y pagar 69.100 euros, ya es concursante oficial del reality por excelencia de Telecinco. Es la primera vez en al historia del concurso que alguien puja dinero (por ebay) para entrar en Gran Hermano. El dinero recaudado ya está en manos de Cruz Roja.

Azucena, la concursante del muñon malhumorado

La joven todelana de 22 años, Azucena Talavera, que entró en Gran Hermano, según sus palabras, "para demostrar que las personas con discapacidad pueden llevar una vida totalmente normal", se convirtió en la segunda expulsada de Gran Hermano 12+1. Tras Zulema, que fue la primera, Azucena ha sido la segunda elegida por el público para abandonar la casa de Guadalix. Y nada más y nada menos que con un 71% de los votos.

La manchega, parada desde hace tres años, reconoció no haberse adaptado bien a la convivencia y que su carácter, ha sido bastante borde con sus compañeros, le ha perjudicado. Asimismo, en la entrevista final aseguró que le daba pena irse, ya que en los dos últimos días ya se estaba sintiendo poco a poco más integrada.

Noe y Ari, las otras dos nominadas

Junto a Azucena, Noemí y Ariadna, la hija del cantante de Obus y que acudió a defenderla al plató, eran las otras dos nominadas. Unas nominaciones que se llevaron a cabo el lunes por la noche en un programa especial de algo más de media hora de duración presentado por Mercedes Milá.

Noemí fue la menos votada por el público para abandonar la casa, por lo que pudo volver con sus compañeros sin necesidad de tener que ir hasta el plató de Telecinco a defenderse. No le ocurrió lo mismo a Ariadna, que durante la breve entrevista que le hizo Mercedes Milá, aseguró que si le pidió a Noe perdón antes de irse, no era para no ser expulsada, sino porque lo sentía así. Noe, además, reconoció abiertamente que prefería la marcha de Azu que la de Ari.

Aristidín, el taekwondista, adiestrador de perros y acupuntor ya es concursante

Por otra parte, al inicio de la gala se conoció la identidad del joven que ha pagado 69.100 a través de la subasta de Ebay.es. Se trata de un joven vasco que ha gastado todo el dinero que tenía ahorrado junto a su novia para la compra de una casa, para entrar en Gran hermano. Además, afirmó que su familia le ha prestado el resto de dienro que necesitaba para convertirse en concursante. Según él, lo hace para devolver el favor a la sociedad, ya que cuando su hermano se estaba muriendo de cáncer, se volcaron con él.

Aris, como le llaman sus amigos, es taekwondista, acupuntor y adiestrador de perros. De hecho, al primer habitante que conoció nada más entrar fue a Torso, la perrita de la casa. No obstante, su entrada no está libre de polémica Dinio (ex de Marujita Díaz) y su hermano Rafa dicen que les debe dinero y que busca la fama a toda costa.

Gran Hermano, segunda opción de la noche

La gala de Gran Hermano fue, una vez más, la segunda opción de la noche con un 18,2% de share. Como viene siendo habitual, exceptuando la primera gala, el único que puede con el reality es Cuéntame como pasó. Eso sí, una vez que termina éste, no hay quien tosa al concurso de Fuencarral, ya que es líder indiscutible del late night jueves tras jueves.