Los Dres. Robert Lustig de la Universidad de California y Sanjay Basu de la Universidad de Stanford llevaron a cabo un importante estudio, publicado en la revista científica Plos One y que se difundió entre el 28 de febrero y el 2 de marzo pasados.

Ellos afirman que el azúcar juega un papel especialmente dañoso en la diabetes tipo 2 y es la principal sustancia que incide como causa en la actual endemia de esa enfermedad. La investigación se basó en el análisis de las estadísticas de diabetes y azúcar receptadas durante los últimos 10 años en 175 países.

La obesidad como causa de la diabetes

El Dr. Lustig, en oportunidad del anuncio del estudio proclamó una frase que resume la idea sobre la obesidad y la diabetes: "La obesidad nos cuesta cero dólares y produce cero muerte" y añadió: "La enfermedad metabólica crónica, que se asocia con la obesidad, pero que puede tener causas adicionales o diferentes, nos cuesta $ 192 mil millones al año."

El estudio no afirma que el azúcar cause obesidad sino que lo que asegura es que esa sustancia está ligada a la diabetes y la identifican como un indicador de esta enfermedad, aparte de la obesidad, con la que por lo general casi siempre se relaciona a la diabetes.

La importancia de la obesidad en la diabetes

Como para aclarar las conclusiones del estudio, el Dr. Sanjay Basu dijo:"No estamos reduciendo la importancia de la obesidad en absoluto, pero estos datos sugieren que a nivel poblacional existen factores adicionales que contribuyen al riesgo de la diabetes al margen de la obesidad y del consumo total de calorías y que el azúcar parece jugar un papel preponderante."

Basu agregó: "el estudio aporta la primera evidencia a gran escala, basada en la población, de la idea de que no todas las calorías son iguales desde el punto de vista del riesgo de diabetes.”. De esto surge la conclusión de la relación directa e independiente del azúcar con la diabetes.

Proporción de cantidad de azúcar en un país con cantidad de diabéticos

La investigación concluyó que la cantidad de azúcar consumida por habitante de un país estaba directamente relacionada con los pacientes diabéticos que existían en el mismo.

El estudio tomó en cuenta una cantidad de calorías extra (150) que se medía en los habitantes, calorías provenientes de todas las fuentes alimenticias y determinó que en este caso, la incidencia de la diabetes se determinaba en un porcentaje de 0,1 %, mientras que si ese mismo exceso de calorías provenía del azúcar, los individuos con diabetes aumentaban un 1,1 %.

Como afecta el azúcar al hígado y al páncreas

Otro tema fue el parámetro denominado "azúcar en exceso" al que un país estaba expuesto: el lapso de tiempo en el que esa esta situación ocurría, tenía relación directa con la cantidad mayor de diabéticos.

Basu afirma que estos datos no demuestran que el azúcar haya sido la causa de la obesidad pero si de cómo afecta el azúcar al organismo. En este sentido dijo, respecto de las cifras recabadas: "sirvieron para apoyar toda la serie de pruebas experimentales y de laboratorio previas, que sugieren que el azúcar afecta al hígado y al páncreas de forma distinta a como lo alteran otros tipos de alimentos o la obesidad."

Opiniones de especialistas sobre el estudio del azúcar y la obesidad

No todos están de acuerdo con las conclusiones del estudio. Marion Nestle, profesora de Nutrición, Estudios Alimentarios y Salud Pública en la Universidad de Nueva York, está de acuerdo con la conclusión, pero hasta cierto punto. "La obesidad es un factor de riesgo, no una enfermedad", dijo Nestle, y agregó: "Pero hay una correlación muy clara entre la diabetes y la obesidad - cualquier persona lo puede ver -."

Por su parte, Matthew Hobbs, titular de Investigaciones de la ONG Diabetes UK, dijo que estos hallazgos debieran ser tratados con cautela. Dice Hobbs: “Por el momento, las pruebas no son lo suficientemente contundentes”. El organismo que él preside aconseja disminuir al mínimo el consumo de alimentos con alto contenido de azúcar o grasa, ya que las calorías que contienen pueden llevar a los inviduos a ganar sobrepeso, lo que a su vez eleva el riesgo de contraer diabetes tipo 2. Esta recomendación no significa prohibir el azúcar como sustancia en sí misma.

Otra opinión es la del Dr. David Katz, director fundador del Centro de Prevención e Investigación de la Universidad de Yale, quien dijo: "Una relación directa entre el azúcar y la diabetes es razonable, y la industria alimentaria utiliza variaciones sobre el azúcar como aditivos para mejorar la palatabilidad de los alimentos, para que sean más sabrosos e irresistible, a la vez que se degrada su calidad." y añadió: "Pero el azúcar no es el único problema ya que los almidones y otros alimentos de alto índice glucémico pueden ser también perjudiciales para la salud."

También opinaron los productores británicos de azúcar asociados en Sugar Nutrition UK, en la voz de Glenys Jones, quien rechazó el estudio: “El azúcar no causa diabetes”, dijo.

Por último el Dr. Aseem Malhotra, un cardiólogo británico que hace campaña en contra de la comida chatarra, opinó que el estudio “trae agua para el molino del argumento de que el azúcar es realmente el asesino silencioso”.

Fuente: Huffingtonpost & Programainfosalud