Las aves evolucionaron a partir de los reptiles, concretamente del grupo Theropoda. Se caracterizan por poseer el cuerpo cubierto de plumas y unas extremidades anteriores, las alas, que emplean para volar, aunque algunas especies de aves, como el avestruz o el pingüino, no pueden hacerlo. Su esqueleto es muy ligero, compuesto de huesos huecos y de escaso peso, circunstancia que les facilita el vuelo. Algunas aves también poseen unas bolsas especiales, denominados sacos aéreos, que cumplen esa misma función.

Las aves son animales de sangre caliente, al igual que los mamíferos, y como estos también respiran mediante los pulmones. Su boca, en forma de pico, carece de dientes y, dependiendo de su especialización alimentaria, presenta una notable variabilidad. Otra de las características diferenciales de las aves es la cloaca, una cavidad ubicada en la parte final del tracto digestive, donde confluyen los órganos reproductores y el aparato urinario.

Clasificación de las aves

Las aves pueden clasificarse según el tipo de alimentación. Las hay insectívoras, como la golondrina; herbívoras, como la perdiz (generalmente se alimentan de semillas); carnívoras, como el águila; u omnívoras, como la gallina.

La clasificación, por orden zoológico, es la siguiente:

  • Anseriformes
  • Apodiformes
  • Apterygiformes
  • Caprimulgiformes
  • Casuariiformes
  • Ciconiiformes
  • Coliiformes
  • Columbiformes
  • Coraciiformes
  • Cuculiformes
  • Charadiiformes
  • Falconiformes
  • Galliformes
  • Gaviformes
  • Guiformes
  • Passeriformes
  • Pelecaniformes
  • Piciformes
  • Podicipediformes
  • Procelleriiformes
  • Psittaciformes
  • Rheiformes
  • Sphenisciformes
  • Strigiformes
  • Struthioniformes
  • Tinamiformes
  • Trogoniformes

Sistema reproductor de las aves

Las aves se reproducen mediante huevos; es decir, son ovíparas. La fecundación se lleva a efecto de modo interno. Una vez el macho y la hembra se aparean, la fecundación de los huevos se produce dentro de la hembra. Y llegado el momento, la hembra expulsa los huevos a través de la cloaca. Para que la reproducción llegue a buen Puerto, es imprescindible que la temperatura de los huevos sea similar al del ejemplar adulto; razón por la que los progenitores, alternativamente, le proporcionan calor con sus propios cuerpos. A este proceso se le conoce como incubación.

Sistema digestivo de las aves

El sistema digestivo de las aves empieza en la boca, en este caso, el pico. De ahí continúa hacia la faringe, y de esta al esófago. Allí podemos observar una primera dilatación denominada buche, que culmina en la parte terminal con una segunda dilatación, que sería el estómago verdadero. Seguidamente nos encontramos con la molleja, también llamado estómago muscular, el cual desemboca al intestino delgado, que es adonde van a parar las secreciones del hígado y del páncreas. A continuación viene el intestino grueso, en cuyo final está la cloaca. Allí desembocan los conductos deferentes en el macho y los uréteres y el oviducto en las hembras, siendo también por donde ponen los huevos.

Sistema respiratorio de las aves

El vuelo requiere una demanda elevada de oxígeno. Esta circunstancia ha llevado a las aves a evolucionar hacia un sistema respiratorio particularmente eficiente. Tres órganos distintos intervienen en la respiración; los sacos aéreos anteriores, los pulmones y los sacos aéreos posteriores.

El aire se introduce a través de la tráquea, yendo a parar la mitad a los sacos aéreos posteriores y la otra mitad a los sacos aéreos anteriores y a los pulmones.

El aire de los sacos aéreos anteriores pasa por la tráquea y es expulsado por la boca o las fosas nasales, mientras que el aire de los sacos aéreos posteriores se vacía en los pulmones para ser exhalado después a través de la tráquea.

Este proceso en el que el aire fresco fluye a través de los pulmones en una sola dirección, y por tanto no hay mezcla de aire rico en oxígeno y aire rico en dióxido de carbono y pobre en oxígeno, tal como sucede en los mamíferos, permite que las aves posean un intercambio de gases más eficiente que el resto de vertebrados.

Sistema circulatorio de las aves

El sistema circulatorio de las aves es muy similar al de la mayoría de los mamíferos y de algunos reptiles, como por ejemplo del cocodrilo. Su corazón se divide en cuatro cámaras, dos ventrículos y dos aurículas. Esta disposición obliga a la sangre a pasar dos veces por cada circuito y, como consecuencia, obtienen un mayor aporte de oxígeno que el resto de vertebrados, lo que a su vez permite que las aves, al igual que los mamíferos, sean animales de sangre caliente. Esta necesaria adaptación de las aves posibilita, además, un eficiente trasporte de nutrients, con lo que, en conjunto, se cubren los elevados requerimientos de energía que precisan para el vuelo, así como para sus altas cotas de actividad.

Sistema nervioso de las aves

El sistema nervioso de las aves se compone de encéfalo, médula espinal y nervios. Su cerebro está unas diez veces más desarrollado que el de un reptil, aunque es algo inferior que el de un mamífero de peso parecido.

La mayor parte de la cabeza del ave está ocupada por el cerebro y los ojos; incluso, en algunos casos, los ojos ocupan un mayor volumen que el cerebro. La vista, precisamente, es uno de los sentidos más evolucionados en las aves. Las aves pueden percibir los colores, aunque tienen una movilidad limitada. El búho, en concreto, no tiene movilidad alguna; circunstancia que subsana con los 270º de movilidad de su cabeza. El oído también suele estar bastante desarrollado, particularmente en el caso de las aves nocturnas. No tan destacable es el sentido del tacto, circunscrito a las zonas carentes de plumaje, como el pico o las patas. En algunos casos, no obstante, el tacto llega a ser esencial, básicamente en el pico, ya que de él depende la búsqueda de alimento de algunas especies. En cuanto al sentido del gusto, también está bastante desarrollado, aunque poseen un menor número de papilas gustativas, en comparación con los mamíferos.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.