Desde la prehistoria hasta 1800 han sido múltiples los inventos, avances científicos y diseños que ha producido el ser humano y que posibilitaron la llegada de la Revolución Industrial y el gigantesco avance posterior durante los siglos XIX y XX.

En algunos casos y debido a la antigüedad de muchos inventos, las fechas son aproximadas, sin que sea posible establecer con total seguridad las mismas. No obstante la división de estos avances en siglos o períodos determinados, da una idea de los progresos técnicos que se produjeron en cada época.

Avances técnicos hasta el nacimiento de Cristo

Son múltiples los avances técnicos que se produjeron en este amplísimo período y que permitieron que el hombre mejorara ostensiblemente su calidad de vida.

Las agujas de hueso o los pinceles se remontan a muchos milenios antes de Cristo. Pero también los arpones, las cestas de mimbre o las vasijas de arcilla, existen desde hace más de 10.000 años.

Posteriores en el tiempo son la balanza, la rueda, el ladrillo, las redes de pesca, las canoas o el peine. Todos estos inventos le facilitaron al hombre el transporte, la realización de construcciones, la caza y pesca y el almacén de alimentos y agua.

Más recientes, y remontándose a tres o cuatro milenios antes de nuestra era, son las embarcaciones de vela, el arado, la escritura cuneiforme o el ábaco. Otros avances posteriores que resultarán trascendentales para el hombre son el calendario, la palanca, el tornillo, la rueda dentada o la fundición del hierro entre otros.

Avances tecnológicos hasta el siglo XVI

Como inventos ya de nuestra era se pueden citar la herradura alrededor del año 50, el papel en el segundo siglo de nuestra era. También de los primeros siglos después de Cristo son la cúpula, el carro con ruedas o los estribos. El molino de viento es del siglo VII y posteriormente aparecerá el papel moneda, la pólvora, el arado con ruedas, la impresión de libros y las partituras. Todos estos inventos pertenecen al primer milenio.

Importantes inventos posteriores serán la cámara oscura, las lentes, la brújula magnética y el cañón. Asimismo durante el siglo XVI algunos avances importantes serán los anteojos, los globos de aire caliente, el clavecín, el timón de popa, los espejos cóncavos y la máquina de bobinas de seda.

Avances importantes de este período serán también el reloj mecánico, la rueda de hilar, las pinturas al óleo, la imprenta de tipos móviles o el laúd.

Finalmente se pueden citar como avances del siglo XVI, el lápiz, el telar, el inodoro con depósito, que en principio no tendría mucho éxito, el microscopio compuesto y el termómetro de agua.

Avances tecnológicos en el siglo XVII

En el siglo XVII surgen el telescopio refractor alrededor de 1609; la diligencia apareció en 1620, la bayoneta en 1640 y la calculadora de Pascal en 1642.

Una versión mejorada del microscopio aparecerá en 1665 y el telescopio reflector inventado por Newton que data de 1668. El reloj de péndulo de Huygens es aproximadamente de 1657. La bomba neumática en 1672 y el higrómetro en 1687 cerrarán el capítulo de avances tecnológicos en este siglo.

A caballo entre los siglos XVII Y XVIII vivió la que sería probablemente la mente mas preclara de todos los tiempos, Isaac Newton. Descubrió el cálculo integral coincidiendo en este hallazgo con Leibnitz y con el cual revolucionó las matemáticas. Formuló el teorema del binomio. Asimismo formuló las leyes del movimiento de las cuales dedujo la ley de Gravitación Universal. Realizó sobresalientes trabajos sobre acústica, termodinámica y óptica. Todos estos trabajos y otros más lo consagran como el físico más importante de la historia.

Avances tecnológicos durante el siglo XVIII

El piano surge en 1709 y el termómetro de alcohol en 1719, mientras que el termómetro de mercurio lo hará en 1731. El octante surge en 1733 y la lanzadera automática en 1740. Otros inventos importantes en esta década serán la imprenta de colores, la escala centígrada y el condensador eléctrico.

En la segunda mitad de este siglo aparecerán algunos inventos que resultarán decisivos para el desarrollo en los siglos posteriores. La máquina de vapor de James Watt de 1782 resultará definitiva en la Revolución Industrial que ya se estaba produciendo. El pararrayos en 1752, el sextante en 1757 y el cronómetro en 1761 son algunos avances técnicos a los que se unirán los reflectores parabólicos, el automóvil de vapor o el volante.

Como inventos de final de siglo se pueden citar el globo de aire caliente, la hélice, la lámpara de aceite de mecha hueca o el electróforo. El sistema métrico aparece en 1795, la primera vacuna en 1796 y también las litografías que son del mismo año.