Cuando se oye que alguien padece reuma se sacan diferentes conclusiones. Eso sucede porque el reuma no es una enfermedad determinada, sino que se utiliza a menudo como sinónimo de una de las ramas de la Medicina conocida como Reumatología.

Qué es la Reumatología

La Reumatología es una especialidad de la Medicina que se encarga de estudiar y tratar un gran número de enfermedades que afectan al tejido conectivo del cuerpo y el aparato locomotor, es decir, músculos, huesos o articulaciones. En ella se incluyen alteraciones tan diversas como el lupus eritematoso sistémico, la fibromialgia, la gota, la artrosis y la artritis reumatoidea.

Muchas de ellas terminan afectando también glándulas, piel, pulmones o corazón. Entonces se las conoce como enfermedades sistémicas ya que no sólo alteran una articulación, sino que se manifiestan en otras zonas y tejidos del cuerpo.

Diferencias entre artrosis y artritis

  • La artrosis es el desgaste del cartílago hialino de una o varias articulaciones. La artritis, en cambio, es la inflamación crónica de varias articulaciones, grandes o pequeñas.
  • La artrosis afecta generalmente más un lado del cuerpo, por ejemplo una rodilla o una cadera más que la otra. La artritis en cambio es simétrica (afecta por igual ambos lados del cuerpo).
  • La artrosis puede no dar síntomas al comienzo y ser detectada recién ante un estudio radiográfico. Y siempre corresponde a la articulación afectada. El comienzo de la artritis es insidioso y presenta en cambio tanto síntomas articulares como extra articulares (nódulos subcutáneos, anemia, alteraciones oftalmológicas, pulmonares, renales o cardíacas).
  • Por lo tanto, si bien ambas son enfermedades reumáticas, la artrosis es una afectación local mientras que la artritis es sistémica o generalizada.

Síntomas articulares

  • En la artrosis, las articulaciones rara vez se presentan calientes o tumefactas. En cambio en la artritis sí, y con sólo tocarlas se agudiza ese dolor.
  • El dolor de la artrosis comienza luego de algunos minutos de actividad y cede con el reposo. Las actividades sin carga mejoran la sintomatología. En la artritis, el dolor es constante, aumenta mucho con la actividad y también cede con el reposo aunque nunca del todo. La articulación sigue inflamada, se mueva o no.
  • En ambas patologías existe la rigidez matinal por la inactividad prolongada, aunque en la artrosis esa síntoma se revierte luego de algunos minutos y en la artritis puede llevar varias horas.

Tratamientos contra el dolor

  • Tanto en la artrosis como en la artritis, el tratamiento se orienta desde dos enfoques diferentes: la remisión del dolor cuando se presenta y la mejora física del paciente para evitar el progreso de la enfermedad.
  • En cuanto al dolor, en la artrosis la administración de analgésicos por vía oral suele dar buenos resultados. También la incorporación de condroitín sulfato a la dieta.
  • La artritis en cambio al ser una enfermedad sistémica requiere de drogas más fuertes y específicas supervisadas por el médico, como ser antiinflamatorios y drogas modificadoras de la enfermedad.
  • También son de ayuda para ambas afecciones algunas terapias alternativas que apunten a equilibrar al paciente, como así también remedios caseros que son de utilidad.
  • Una dieta adecuada es fundamental.
  • Existen ejercicios para la artrosis que ayudan a aliviar los síntomas.
  • Para frenar el avance se realiza siempre rehabilitación kinésica, donde se buscará movilizar las articulaciones afectadas y las que no, mejorar la fuerza muscular y la flexibilidad del paciente, como también educarlo sobre qué cosas son recomendables que haga y qué cosas son mejores evitar.
  • En algunos casos donde la deformación articular es importante, se recurre a la cirugía.
La presencia de un equipo multidisciplinario es clave en el caso de pacientes que sufren de éstas enfermedades reumatoideas (psicólogos, enfermeros, terapistas ocupacionales y nutricionista además del médico reumatólogo y el kinesiólogo).

Con él podrán hallar contención y pautas que mejoren su calidad de vida.

Para consultas escribir un comentario incluyendo mail.