La Policía Federal mexicana logró la detención el pasado 11 de enero de Marco Antonio Paredes Machado, presunto líder del grupo criminal conocido como “Los Paredes”, dedicado a administrar negocios que blanqueaban dinero para el Cártel de Sinaloa, así como a la introducción de droga a los Estados Unidos.

El arresto de Paredes Machado, quien también se hacía llamar Héctor Ariel Rosas Ugalde, tuvo lugar en el Estado de México, aunque su zona de operaciones abarcaba el Distrito Federal (Ciudad de México), Agua Prieta y Sonora, donde se dedicaba al trasiego de cocaína y marihuana hacia la frontera estadounidense.

Detenido en México gracias al arresto de su hermano Rodolfo

La detención del jefe de Los Paredes fue fruto de la captura previa de su hermano, Rodolfo Paredes Machado, quien fue detenido por la Policía Federal en diciembre de 2010 e identificado como “segundo al mando de la organización delictiva”, según fuentes de la investigación.

En el momento de su detención, Marco Antonio Paredes se encontraba acompañado por su pareja sentimental, Rosa Icela Ponce Valencia, con quien trasladó su residencia a la Ciudad de México procedentes de Sonora a raíz del atentado sufrido por su familia en 2004, en el que fueron asesinados tres de sus hermanos en mayo de 2004.

Tras su establecimiento en la capital federal, Marco Antonio Paredes y su organización se dedicaron presuntamente a administrar diferentes negocios, financiados con dinero procedente de su actividad delictiva.

Marco Antonio Paredes cuenta con orden de extradición

Las autoridades federales han informado que el detenido “cuenta con una orden de detención provisional con fines de extradición internacional en su contra, girada por la autoridad judicial en octubre de 2010, por delitos contra la salud (narcotráfico). En tanto, la orden de localización y presentación de Rosa Icela Ponce Valencia, fue girada por el Agente del Ministerio Público de la Federación en enero de 2011, por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada”.

En la misma operación se decomisó un automóvil de lujo marca BMW Serie 3, modelo 2011 de color blanco, que se encontraba en poder de los sospechosos en el momento de la detención y que fue puesto a disposición del Ministerio Público de la Federación.

Al servicio del Cártel de Sinaloa desde 1986

Según la información manejada en el Centro de Inteligencia de la Policía Federal, Los paredes trabajaron desde 1986 para el Cártel de Sinaloa, liderado por Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, introduciendo entre dos y tres toneladas de marihuana cada mes en los Estados Unidos.

El detenido reconoció a las autoridades federales que sus vínculos con el Cártel de Sinaloa le llevaron a conocer personalmente a grandes capos del narcotráfico, como el propio Joaquín “El Chapo” Guzmán, Héctor Beltrán Leyva “El H”, así como a los fallecidos Amado Carrillo Fuentes “El Señor de los Cielos” quien fuera líder del Cártel de Juárez, y a Arturo Beltrán Leyva “El Barbas”, también fallecido.

Presuntos responsables de la construcción de un narcotúnel entre México y EEUU

Entre los hechos que se les imputan a Los Paredes está la presunta autoría de la construcción de un túnel que arrancaba desde el Estado de Sonora (México) hasta el de Arizona (Estados Unidos), por el que se llegaron a introducir en territorio estadounidense aproximadamente 20 toneladas de cocaína con destino a las ciudades de Tucson y Phoenix, según se desprende de las investigaciones realizadas a partir del descubrimiento en 1999 del narcotúnel.

Desde su nacimiento, la célula de Los Paredes traficó una cantidad estimada de entre 600 y 800 toneladas de marihuana, mientras que no se determinó la cantidad de cocaína que pudo llegar a introducir en Estados Unidos durante ese tiempo.