Después de que la temporada se viera en peligro gracias a un paro laboral que tenía a los aficionados a la expectativa de lo que pasaría con una de las ligas más populares a nivel mundial, el 2011 cerró una campaña fuera de lo común con varias marcas rotas y partidos espectaculares.

La primer semana de los playoffs, la ronda de comodines, se disputará el 7 y 8 de enero en la que jugarán los sembrados 3,4,5 y 6 de cada conferencia, dando un descanso a los primeros dos lugares de las mismas. Green Bay y New England tendrán la oportunidad de recibir toda la postemporada en casa. mientras que San Francisco y Baltimore esperan rival para ser anfitriones del juego dividional.

Houston Texans vs Cincinnati Bengals, novatos a la carga

Los Texans aprovecharon la ausencia de Peyton Manning en el 2011 y el bajo rendimiento de Chris Johnson con los Titans para alzarse con la División Sur de la Conferencia Americana por primera vez en su historia. Ahora, dependerán del QB novato T.J. Yates para buscar su primera victoria en postemporada, tras perder a su mariscal de campo estelar Matt Schaub y a su suplente, Matt Leinart.

Enfrente tendrán a los sorprendentes Cincinnati Bengals que de la mano del novato Andy Dalton regresaron a los playoffs cuando se esperaba fuera un año de reconstrucción, especialmente después de la decisión de Carson Palmer de no jugar más para la organización.

Dalton ha demstrado durante la temporada que es capaz de sacar victorias importantes y de visita, mientras que Yates ha batallado al liderar a su ofensiva, que contará con el regreso del receptor Andre Johnson, una pieza clave si los Texans quieren acceder a la siguiente ronda.

New Orleans Saints vs Detroit Lions, batalla aérea garantizada

Después de llevarse la mayor sorpresa de los playoffs de la temporada pasada, los Saints regresan a los mismos con el nuevo líder de todos los tiempos en yardas por aire, el mariscal de campo Drew Brees. Brees lanzó para 5,476 yardas y 46 pases de anotación, y su ofensiva tuvo un promedio de 34.2 puntos por partido, la segunda mejor de la liga.

Del otro lado, Matthew Stafford puede llevar a los Detroit Lions a competir de tú a tú con la ofensiva de los Saints, tras lanzar para 5,038 yardas en el 2011 y teniendo en su ofensiva a armas tan peligrosas como Calvin Johnson y Brandon Pettigrew. La defensiva de los Lions tiene a algunos de los mejores 'cazadores de cabezas' de la liga y deberá poner presión a Brees si quiere sacar algo de este partido.

En su enfrentamiento de la temporada regular, New Orleans aplastó a Detroit 31-17, y si los Lions no quieren que la historia se repita deberán buscar alentar el ritmo del juego y establecer el ataque terrestre, para mantener a Brees y compañía fuera del campo el mayor tiempo posible.

New York Giants vs Atlanta Falcons, hora de demostrar

No fue sino hasta el último partido de la temporada cuando los Giants consiguieron el título de la División Este de la Conferencia Nacional tras vencer a los Cowboys, lo que fue muestra de lo irregulares que fueron esta temporada. Eli Manning tuvo un buen año, lanzando para cerca de 5,000 yardas y 29 pases de anotación, pero es el juego terrestre comandado por Ahmad Bradshaw lo que le dará a New York posibilidades de avanzar.

Del lado de los Atlanta Falcons, las armas ofensivas no se quedan atrás. Comandados por el QB Matt Ryan, la ofensiva cuenta con jugadores peligrosos como el corredor Michael Turner, los receprtores Roddy White y Julio Jones, y el veterano ala cerrada Tony González, lo que le dará variedad a la ofensiva al enfrentar a la peligrosa defensa de NY.

Este partido se decidirá en la línea de golpeo, ya que los Giants tratarán de establecer el ataque terrestre para dar tiempo y espacio a Eli Manning de atacar a la defensiva número 12 de la NFL. Del otro lado, la línea ofensiva de los Falcons deberá trabajar extra para contener a los defensivos de New York, que acumularon 48 capturas de QB en 2011, tercer mejor marca de la liga.

Denver Broncos vs Pittsburgh Steelers, ¿es 'Tebow time'?

Una de las mayores sorpresas de la temporada fue la irrupción de Tim Tebow, un QB falto de técnica y que, según los expertos, no tiene lugar en la NFL. Tebow tuvo una marca de 7-3 desde que tomó los controles de la ofensiva de Denver, ayudándoles a llegar a una marca de 8-8 y conquistar su división, la más débil de la NFL.

Enfrente tendrá a la defensiva de los Pittsburgh Steelers, una verdadera prueba para el seleccionado en la primera ronda por los Broncos, ya que será acosado por jugadores como James Harrison, Lamar Woodley y Troy Polamalu. A la ofensiva, los Steelers estarán algo disminuidos tras perder a su corredor estelar, Rashard Mendehall, y la lesión de su QB, Ben Roethlisberger, que lo tendrá muy disminuido.

Denver deberá aprovechar su localía y esperar que la defensiva provoque errores de 'Big Ben', quien trata de alargar las jugadas y podría verse limitado por su tobillo. Pittsburgh dejará caer el peso del partido en su defensiva, buscando los errores del novato Tebow, y tratando de dar situaciones de campo corto a la ofensiva de los Steelers.