San Agustín poco después de su ordenación sacerdotal, fundó un monasterio en el año 388. Posteriormente entre los años 412 a 430 escribió la regla, Ad servos dei, para seguir la vida contemplativa y activa en común, teniendo como eje la amistad. La regla sigue vigente en varias órdenes religiosas, como los dominicos. En el siglo V se establecieron formalmente los ermitaños y posteriormente los canónigos negros, llamados así por el color de su vestuario.

El carisma de los agustinos es la amistad, la fraternidad en la vida común para encontrar a Dios. Su advocación mariana más promovida en sus iglesias es La Asunción. El escudo agustino es un corazón con tres flechas y sombrero cardenalicio. En 1256 los ermitaños se convirtieron en orden mendicante.

El inicio de los agustinos en México

El 7 de junio de 1533 llegaron a la ciudad de México siete ermitaños de san Agustín encabezados por fray Francisco de la Cruz, venían de las provincias de Castilla y Andalucía. La primera iglesia que tuvieron fue la de Ocuituco donada por fray Juan de Zumárraga, este templo se caracteriza por su fuente de los leones al cual llevaba agua por una cañería oculta. La iglesia de Ocuituco y la de Yecapixtla son patrimonio cultural de la humanidad.

En 1535 se dieron dos expediciones más que reforzaron al grupo inicial, pudiendo ampliar su radio de evangelización. Los agustinos tuvieron como regiones de acción: Tlapa, Guerrero, Centro de México; desde 1536 en los actuales Estados de Hidalgo, Veracruz y Michoacán. En 1535 se creó la Provincia agustina del Dulce Nombre de Jesús, que se dividió en 1602 para crear la provincia de San Nicolás Tolentino Michoacán.

Estilos arquitectónicos empleados por los agustinos

Los agustinos en México combinaron el gótico con su altitud y nervaduras junto con el plateresco caracterizado por sus columnas abalaustradas. El resultado son conjuntos parecidos a castillos fortaleza, con sus almenas y contrafuertes como en Atotonilco. Empleo de torreones, estilo mudéjar como en Actopan, Epazoyucan y uso de rosetones como en Yecapixtla y Molango.

Una de sus primeras fundaciones fue Acolman que es la joya del plateresco novohispano, que sirvió de inspiración a otras iglesias agustinas. En 1541 los agustinos recibían tributos de la región de Texcoco. El códice de San Juan Teotihuacán o códice TexcocoAcolman, mostró el conflicto que existió entre los agustinos y el pueblo de San Juan Teotihuacán, quienes prefirieron a los franciscanos.

Elementos de los conventos agustinos

Los conventos generalmente se ubicaban al sur del conjunto arquitectónico. En la planta baja la sala de profundis, sala capitular, biblioteca, refectorio, cocina, bodegas y en la planta alta las celdas. En el claustro generalmente existían pinturas murales, muchas de ellas fueron encaladas durante las etapas de persecución religiosa en el país.

Entre las pinturas murales sobrsalen las de la vida de san Agustín en Acolman. En Epazoyucan tratan sobre la pasión de Jesucristo. En Actopan están san Germán, san Columbano, san Esteban Mártir, santo Tomás de Villanueva, san Nicolás Tolentino, san Guillermo de Aquitania, san Buenaventura, san Agustín. En Atotonilco están las imágenes de san Agustín, Platón, Sócrates, Séneca y Cicerón. En Tezontepec, el tema son los apóstoles. En Xoxoteco los demonios y en Ixmiquilpan guerreros indígenas.

Pinturas y retablos agustinos

En cuanto a óleos en Tecamac, existe el retablo de los mártires franciscanos entre ellos san Felipe de Jesús. En Acatlán pinturas de santa Quiteria y san José. En Huazalingo sobresale el retablo de san José.

Fray Juan de Sevilla evangelizó Meztitlán, su primera construcción se localizaba cerca del río, por lo que se trasladó al lugar más elevado. En el interior de la iglesia se conserva varios retablos dorados, con la temática de la pasión de Cristo, san José, la Virgen María y vida de santos agustinos como san Nicolás Tolentino. Retablo del altar mayor es del siglo XVI de tres cuerpos. Molango fue evangelizado por fray Antonio Roa, las jambas de la portada están muy adornadas. El templo es de mampostería, tiene una capilla de la Purísima, y quedan ruinas del convento.

Evangelización en la región de Huejutla y Michoacán

En 1545 Fray Juan de Estacio inició la evangelización en la Huasteca teniendo como sede Huejutla para vistar Huautla, Huazalingo, Yahualica, entre otras localidades. En la región de Michoacán y Guanajuato en 1550 se fundó Cuitzeo portada con remate triangular, fachada plateresca. Más o menos al mismo tiempo se construyó Yuriria, representante del plateresco popular, quiso imitar la portada de Acolman.

El visitar las iglesias agustinas de México forma una serie de rutas para el turismo cultural de gran interés.