Si bien, a diferencia de otras disciplinas, en donde participar en un Juego Olímpico significa desempeñarse en el máximo nivel, el campeonato de fútbol no es considerado como de los mas relevantes, ya que, entre otras cosas, no se le permite a las selecciones presentar a sus planteles principales, sino que deben limitarse a convocar jugadores menores a 23 años, con la excepción de tres de ellos.

La competición que arrancará en dos meses tendrá como equipos de mas renombre a Brasil, máximo ganador de la Copa del Mundo que, sin embargo, jamás consiguió la medalla de oro; España, dueño de la corona en Sudáfrica 2010; Gran Bretaña, que es local, y contará con muchos deportistas ingleses que son respetados como potencia; y Uruguay, semifinalista en el último encuentro mundialista y campeón de la Copa América 2011.

Pero, además, estarán presentes combinados tales como Bielorrusia, Emiratos Árabes Unidos o Gabón, que su historia futbolística es muy reducida o prácticamente inexistante.

Corea del Sur, Egipto, Honduras, Japón, Marruecos, Nueva Zelanda, México, Senegal y Suiza, que si bien no son de los mas importantes, son conjuntos que suelen clasificar a las citas internacionales.

Brasil, por su parte, fue cinco veces campeón del mundo, pero, de manera inexplicable, jamás ha logrado emularlo en los Juegos Olímpicos. No obstante, acumuló dos medallas de plata (en Los Ángeles 1984, tras caer ante Francia, y en Seúl 1988, siendo derrotado por la extinguida Unión Soviética) y dos de bronce (en Atlanta 1996 y Beijing 2008).

España, el campeón mundial vigente, alcanzó el oro en Barcelona 1992 (superó a Polonia), y se conformó con la plata en Amberes 1920 (perdió con el local, Bélgica) y Sidney 2000 (no pudo con Camerún).

Gran Bretaña, que bajo la bandera de Inglaterra, tal como es contemplada por la FIFA, llegó a la gloria en 1966, en el Mundial organizado en su tierra, a nivel olímpico ostenta dos medallas doradas (en Londres 1908 y Estocolmo 1912, siendo éstas las primeras dos reconocidas por el ente supremo del fútbol).

En tanto, Uruguay fue campeón olímpico en París 1924 y Amsterdam 1928, postergando a Suiza y Argentina, respectivamente. En la alta competencia alzó dos copas mundiales (Uruguay 1930 y Brasil 1950), e innumerables Copa América (la última, Argentina 2011).

Las sedes del campeonato

Habrá seis estadios que albergarán los 32 partidos hasta el 11 de agosto, un día antes de la ceremonia de clausura.

Cuatro de ellos estarán ubicados en tierras inglesas: el mítico Wembley, en Londres, con capacidad para 90 mil personas; el Old Trafford, casa del Manchester United, con casi 77 mil asientos; el Saint James Park, en Newcastle (52 mil espectadores); y el Ricoh Arena, en Coventry (el mas chico, con 33 mil lugares).

Los dos restantes serán el Millenium Stadium de Cardiff, en Gales, que suele alojar enfrentamientos de rugby, sobre todo del Torneo de las Seis Naciones, y el Hampden Park, en Glasgow, Escocia.

La ausencia del campeón

Argentina perdió la posiblidad de luchar por obtener su tercer título consecutivo, algo que jamás sucedió en la historia olímpica, ya que no se logró apoderar de ninguna de las dos plazas otorgadas a la Conmebol, ocupadas precisamente por Brasil y Uruguay.

En Atenas 2004, los, por ese entonces, comandados por Marcelo Bielsa fueron ampliamente superiores a sus rivales de turno, ganando todos los cotejos y sin recibir un gol. En las semifinales se impusieron sobre Italia (3-0), y en la final, hicieron lo propio ante Paraguay (1-0).

De la mano de Sergio Batisita, ya que Alfio Basile decidió no encabezar el proyecto, la Argentina volvió a adueñarse del oro, esta vez ante Nigeria, y dejando en el camino a Brasil en semifinales, con un plantel que contaba entre sus filas con Sergio Agüero, Juan Román Riquelme y Lionel Messi, entre otros.

A principios de 2011, los argentinos participaron del Torneo Sudamericano Sub-20, clasificatorio tanto para Londres como para la Copa del Mundo Sub-20. Argentina lideró el Grupo A (aventajando a Chile y Uruguay), mientras que Brasil lo imitó en el Grupo B (dejando atrás a Ecuador y Colombia).

En la fase final, Brasil y Uruguay se quedaron con los primeros dos puestos, mientras que Argentina y Ecuador terminaron en los siguientes, quedando fuera de los Juego Olímpicos y dentro del Mundial Juvenil de Colombia 2011.