Cada persona utiliza con preferencia uno de los tres canales perceptuales (visual, auditivo y kinestésico) en el acto de aprender en el medio escolar. Desde el mundo educativo en la metodología de enseñanza-aprendizaje seguida por los docentes han primado habitualmente las prácticas de oratoria y las gráficas. En la actualidad se va imponiendo el uso de las imágenes para ordenar y asimilar información, es decir, el aprendizaje visual.

A los clásicos cuadros sinópticos y árboles, entre otros, se les han unido una serie nueva de organizadores gráficos, procedentes y utilizados en la gestión de calidad de sistemas, en la estadística descriptiva y en la sociología preferentemente y que adaptados a los niveles de práctica en el aula favorecen tanto al profesor en su trabajo como al alumno en la comprensión e interiorización de conceptos. Entre ellos están los mapas conceptuales y de ideas, diagramas causa-efecto e historiogramas, que ayudan a los estudiantes a:

  • Conectar ideas.
  • Facilitar y mantener en el tiempo la comprensión.
  • Relacionar el conocimiento previo con las nuevas informaciones.
  • Discernir lo que saben y lo que no.
  • Reconocer su modelo cognitivo.
  • Estudiar el texto.
En este contexto del aprendizaje visual y sus beneficios se encuadra el modelo de las siete esferas. Es un gráfico satelital del tipo causa-efecto, conceptual y útil para explicar el cómo y el porqué de las acciones individuales o de grupo, así como para la elaboración de estrategias encaminadas a la mejora de los procesos con dificultades entre otras posibilidades que subyacen a la técnica.

Orígenes de la gestión de calidad

Hacia 1900 los sistemas de producción en algunas empresas iniciaron una etapa de complejidad que fue precisando de una revisión de la calidad tanto en sus áreas de organización laboral como en el producto final.

En el periodo comprendido entre las dos guerras mundiales, aproximadamente, el interés se caracteriza por la adopción de un control de calidad que no sólo reconozca los fallos en el producto sino que además intervenga en la actuación correctiva del proceso tecnológico.

Surgen investigadores que propician la aparición del control estadístico de la calidad, como Walter A. Shewhart, Edwards W. Deming y Phillip B. Crosby, entre otros muchos y que desarrollan las primeras gráficas de control del tiempo mientras otros se centran en técnicas de muestreo.

El economista Wilfredo Federico Dámaso Pareto en las primeras décadas del siglo XX da a conocer la hipótesis del 80/20, cuyo significado es que el 80% de los problemas tienen un 20% de causas. Es relevante su uso en las tomas de decisiones con posturas muy contrariadas.

Otro autor Kaoru Ishikawa desarrolla un diagrama capaz de ver todas las causas intervinientes en los problemas pudiendo realizar labores preventivas o de corrección con la máxima eficacia. Ha sido muy difundida y actualmente se trabaja en las aulas debido a su capacidad de resolución y a la utilización de un gráfico sugerente (espina).

Con el tiempo la idea de calidad sobre el producto se ha hecho extensiva a todas las áreas dentro de las empresas y de las organizaciones incluida la educativa adoptándose el término de calidad total.

Debido a la gran variedad de técnicas y, en lo que al sistema educativo se refiere, depende de cada institución el optar por unas u otras para trabajar la complejidad de sus proyectos o programas. Por lo que resulta bueno tener una recopilación y clasificación de usos, en palabras de Samuel Gento Palacios, entre ellas destaca:

  • Las destinadas a generación de ideas.
  • Las que trabajan análisis y presentación de datos.
  • Las de descripción de componentes.
  • Las de planificación y gestión de procesos.
El modelo de las siete esferas

Analiza y presenta todos los factores intervinientes y favorecedores de conductas conflictivas, bien destinados a un grupo o a un individuo. Esta técnica elaborada por Miguel Costa en 1996 y mostrada en el libro “Educación para la salud” produce una visión integral y pormenorizada de todos aquellos elementos que desencadenan situaciones anómalas.

Toma componenetes de la teoría del aprendizaje social, del conductismo social y del interconductual.

Cada factor queda incluido en una esfera, donde seis de estas se sitúan alrededor de una central.

Los factores o esferas de este modelo son llamados:

  1. Indicadores: son las señales que muestra el individuo o factores externos.
  2. Atención/percepción: lo que percibe o como su atención lo selecciona y que determina una conducta.
  3. Pensar/conocer: el conocimiento que trae la persona, que no es observable y a veces difícil de averiguar y controlar.
  4. Sensaciones/sentimientos: las emociones que le producen las actuaciones.
  5. Biología/biografía (ocupa el centro): los factores bioquímicos, salud, sexo, entre otros.
  6. Actuar: los hábitos, las destrezas o habilidades.
  7. Resultados: lo que obtiene la persona cuando actúa, los hay de tres tipos:
  • De refuerzo social/castigo social.
  • De refuerzo material/castigo material.
  • De refuerzo de la actividad/castigo de la actividad.
Resulta efectivo para hacer un estudio exhaustivo en personas que presentan alguna alteración comportamental y que precisan de intervenciones acertadas para eliminar las respuestas negativas. Ninguna actuación es un suceso simple, dado que está dentro de un ambiente multifactorial y multidimensional. Este modelo de características biográficas y ecológicas enseña a descubrir que el modo de hacer, bueno o malo, nace, se aprende, se desarrolla, se modifica, se refuerza o se extingue, en función de la evolución del entorno.

Adaptado y al igual que el modelo de Ishikawa es interesante para trabajar en el aula, porque enseña a reflexionar de un modo racional en torno a las causas intervinientes en los procesos (históricos, científicos u otros) y el efecto o efectos producidos.

Ventajas del aprendizaje visual

La enseñanza-aprendizaje fundamentada en imágenes o gráficos ayuda a organizar el conocimiento, a estructurar las ideas, a revisarlas y a verbalizarlas más facilmente.

Son de amplia utilización hoy en día tanto en empresas, instituciones, humanidades, educación y poco a poco se va utilizando en el aula.

Los soportes son muy amplios, pudiendo usarse tanto la televisión, internet, prensa, revistas, papel y lápiz.

Existen programas destinados a la confección de organizadores como el Inspiration, actualmente en español y el Kidspiration hasta 5º de primaria, que son una herramienta atractiva para todos porque conjuga el objetivo que se persigue con el uso del ordenador. Son de uso comercial.

Con licencia gratuita está el OpenOffice Draw, considerado más general y menos intuitivo.