Bugarach es un pequeño poblado de 200 habitantes que se encuentra en el departamento de Aude, región francesa de Languedoc-Roussillon. En esta misma región también se encuentra el pueblo Rennes-le-Château, cuya historia habría sido la inspiración del Código da Vinci, la novela de Dan Brown. Algunos sostienen que el director Stephen Spielberg, comenzó a escribir la película Encuentros cercanos del tercer tipo, justamente en Bugarach. Y otros dicen que allí, Julio Verne encontró la inspiración para el Viaje al centro de la tierra.

Bugarach, un lugar esotérico por tradición

Desde siempre las montañas del lugar han sido testimonio de advenimientos oscuros y mágicos. Desde fines del 1800, Bugarach ha sido un ambicionado destino. Los maestros del esoterismo han sido atraídos por una energía particular y a partir del año 1970 han desfilado procesiones de hombres vestidos de blanco que visitaban la montaña.

Según diversas teorías esotéricas, un anómalo magnetismo haría que este punto actuara como un enorme imán, capaz de anular fuerzas destructivas de cualquier género.

21 de diciembre de 2012, fin del calendario maya

El calendario maya termina cada 5.000 años y el mundo existe, evidentemente, desde antes.

Lo curioso es que en este caso, no son los mayas los que han hablado de este período, sino pueblos distantes entre sí en el tiempo y en el espacio. Desde los nativos americanos a los camboyanos y desde el antiguo Egipto hasta el mismo Nostradamus; todos coinciden en una hipótesis: si tuviera que suceder algo, no se trataría de eventos catastróficos, sino de una aparición religiosa en grado de poner orden después de un período difícil.

Bugarach, el lugar apocalíptico de “la salvación”

Desde hace años las calles del pueblo han sido monopolizadas por vendedores ambulantes que ofrecen una suerte de amuletos y de extraños personajes que pretenden ofrecer contactos con presuntas fuerzas ocultas, localizadas en el pico del monte Bugarach.

Algunos residentes han aprovechado la oportunidad y han abierto agroturismos en donde se realizan seminarios de esoterismo, magnetismo y otras vías de conocimiento para llegar con mayor conciencia a la presunta hora fatal.

Bugarach teme una avalancha de turistas

El alcalde Jean-Pierre Delord está preocupado porque la infraestructura del pueblo no podrá resistir la cantidad de turistas que se prevé en el 2012. Según el alcalde Delord, ya existen sitios web estadounidenses que venden pasajes aéreos online.

El mercado inmobiliario también se ha inquietado: es imposible encontrar una casa para comprar y las pocas que hay, han alcanzado precios exorbitantes. Los terrenos de pastoreo y cultivos, que hasta hace un tiempo se podían comprar a precios razonables, hoy son imposibles de comprar. Además, se han establecido en el pueblo personas con fines de “negocio”, dispuestas a abrir estructuras receptivas.

Leyenda sobre Rennes-le-Château, a 13 kilómetros de Bugarach

En 1885, un joven sacerdote, Francois Bérenger Saunière, es destinado a la parroquia de Rennes-le- Château; con poquísimo dinero y una iglesia que necesitaba ser restaurada. Durante los trabajos de restauración de la parroquia, el sacerdote encontró un sepulcro debajo del piso de la iglesia, en donde eran conservados algunos objetos preciosos, entre los cuales había algunos pergaminos que alimentaron el mito del tesoro. En su diario escribió “he encontrado un tesoro”. Desde ese momento el cura mostró una gran disponibilidad económica; abrió cuentas bancarias y se hizo construir una casa con un amplio jardín y una torre biblioteca, la Torre Magdala. Y sobre todo, comenzó a recibir visitas de personajes influyentes.

A partir de abril del año próximo se espera una gran reunión de apasionados de todo el mundo, para comenzar a preparar el “refugio” del 21 de diciembre de 2012.