57 años han pasado del 26 de julio de 1952, fecha en la que moría Eva Perón, recordada como la Jefa Espiritual de la Nación y abanderada de los trabajadores.

El peronismo y sus opositores, la recuerdan con un dejo de nostalgia por ser la responsable del voto femenino y una ferviente luchadora por el reconocimiento de los derechos de los trabajadores y de la mujer.

Vocación política y amor

Por su vocación política y su incondicional amor por su esposo y ex presidente Juan Domingo Perón, el pueblo argentino conmemora un nuevo aniversario de su muerte en distintos puntos del país.

Tanto la fecha de su fallecimiento como el 17 de octubre de 1945, día de la gran movilización obrera y sindical a la Plaza de Mayo para exigir la liberación del coronel Perón, son jornadas históricas para el peronismo.

Historia de una mujer que anhelaba de justicia social

Maria Eva Duarte de Perón nació el 7 de mayo de 1919 en Los Toldos, provincia de Buenos Aires. En 1935 y con tan sólo quince años de edad, dejó su pueblo natal para probar suerte como cantante y actriz en Buenos Aires.

Durante su carrera artística, incursionó en el cine con papeles de segunda línea, luego como modelo para revistas de espectáculos y finalmente, en 1942 dejó la pobreza que acarreaba de Los Todos y acarició la estabilidad económica al ser contratada por la Compañía Candilejas, la cual difundiría todas las mañanas por Radio El Mundo un ciclo de radioteatros.

Ese año, Evita firmó un acuerdo para realizar Grandes Mujeres de todos los tiempos, otro radioteatro en el que se dramatizaban las vidas de mujeres famosas por Radio Belgrano.

Activismo sindical

Un año más tarde, comenzó a tener participación sindical y fue una de las fundadoras de la Asociación Radial Argentina (ARA), el primer sindicato de los trabajadores de la radiodifusión. Organización que marcó un antes y un después en la labor de los profesionales de radio.

El 22 de enero de 1944 fue el día que Evita conoció al general Perón durante un acto político. Esta fecha es recordada e inmortalizada en su autobiografía, La razón de mi vida: “Mi día maravilloso fue el día en que mi vida coincidió con la vida de Perón”.

Con ese tipo de frases de amor incondicional ella dedica su vida y obra a la clase trabajadora y al General, con quien contrae matrimonio en 1945. Y, desde entonces, su carrera política no tiene precedentes.

Primera Dama

En 1946 se convirtió en primera dama del pueblo argentino y comenzó su trabajo por la inclusión social y la igualdad de la mujer. Desde ese día asistió las necesidades de los sectores más bajos, a quienes usualmente escuchaba en la fundación que llevaba su nombre.

En 1949 formó el Partido Feminista Peronista, primer logro de su carrera política con el fin de promover la igualdad de derechos para ambos sexos. Como resultado de su constante militancia logró instaurar el voto femenino en el país en 1951.

Fallecimiento

Ya afectada por un cáncer de útero terminal murió a los 33 años de edad el 27 de julio de 1952.

Su figura fue respetada y criticada por multitudes. Hoy a 57 años después de su muerte su paso por la historia política argentina sigue latente.