Oficialmente, el Arte Pop nace en la década de los 50, cuando el término es utilizado por primera vez por el crítico de arte Lawrence Alloway en su obra “Las artes y los medios masivos” publicada en 1958.

Otras fuentes, atribuyen la expresión a John McHale y al llamado “Grupo Independiente” nacido en Londres en 1952, precursor del Arte Pop y formado por artistas de diversos campos que promulgaban la inclusión en la pintura de los elementos más atractivos para el gran público de la década de los 50 como la ciencia ficción, el cine, la incipiente tecnología y el cómic.

El Arte Pop y el consumo estético

El carácter dominante del Arte Pop y su accesibilidad al gran público se basaba en recoger ese objeto de consumo cotidiano que pasa desapercibido estéticamente y convertirlo en una obra de arte pictórica o plástica inyectándole ese matiz crítico y satírico, del que carecería posteriormente, el movimiento denominado hiperrealismo, para muchos, sucesor en los años 70 del 'Pop art'.

El origen de un arte urbano: Richard Hamilton y el movimiento Pop Art

El Arte Pop se da a conocer en Londres a raíz de la primera obra conocida del “Pop Art” británico llamada, “¿Qué es lo que hace de los hogares de hoy en día tan diferentes y tan divertidos?” del artista Richard Hamilton. La obra es un excepcional collage fotográfico donde se hace una referencia satírica a la sociedad de consumo, al erotismo, a la publicidad y a la tecnología, reflejando una sociedad vacía aunque llena, a su vez, de bienes materiales y superficiales.

No obstante, la primera expresión de ‘Pop Art’, que causó verdadera expectación entre el público británico fue la ‘Exposición de jóvenes contemporáneos’, en 1961, con trabajos de incipientes creadores como Derek Bossier, Peter Philips o Hockney.

La ‘Leo Castelli Gallery’ de Nueva York

Sin embargo, aunque el Arte Pop nace en el Reino Unido, no tuvo una repercusión a nivel mundial hasta la Bienal de Venecia en 1964 cuando un grupo de artistas norteamericanos con su mecenas a la cabeza, Leo Castelli – dueño de la “Leo Castelli Gallery” de Nueva York, donde se promocionaron artistas como Roy Lichtenstein, Frank Stella y Andy Warhol – asombraron al público europeo con las obras allí expuestas.

Artistas del Arte Pop: Robert Rauschemberg

Entre las grandes figuras de este movimiento cabe destacar a Robert Rauschemberg, que con grandes influencias dadaístas fue el primero en crear, en torno a 1954, los denominados combine paintings, que rápidamente se convertirían en la expresión favorita de los artistas pop. Estas obras, un collage de composiciones realizadas con materiales e inesperados objetos casuales, fueron desarrolladas, frecuentemente, mediante serigrafía. Rauschemberg, fue más allá realizando interesantes experimentos en el mundo del arte tecnológico promoviendo una colaboración mutua entre el artista y el ingeniero.

Andy Warhol: el influjo del Pop en el arte

Otra figura destacada y probablemente la más conocida del 'Pop Art' es, sin duda alguna, Andy Warhol. Su repertorio iconográfico esta compuesto por las imágenes publicitarias de los productos de consumo, incluyendo mitos del celuloide y de la televisión. Andy Warhol retrató a los personajes más relevantes de la época como Mick Jagger, Elizabeth Taylor, Marilyn Monroe o Liza Minnelli.

Intensa fue la relación de Warhol con artistas de otros campos como la música y el cine, confluyendo estilos de arte populares y dando lugar a esa fusión que potenciaría la consolidación en todos los ámbitos artísticos del Pop Art, incluyendo el desarrollo de la música pop, un verdadero fenómeno de masas. Lou Reed y David Bowie eran asiduos a las reuniones del artista, además de multitud de intelectuales y personajes del mundo del cine y la televisión. Estas reuniones tenían fama de estar aderezadas con sexo y drogas y terminar a altas horas de la madrugada.

The Beatles: la consolidación del Pop Art

Pero sin duda, el movimiento Pop Art, tiene su culminación más explosiva en la música. El grupo británico The Beatles representaron, no sólo por su calidad musical sino también por su espontaneidad, desenfado y renovación, los conceptos estéticos y vitales del Pop Art. No hay duda, de que los cuatro chicos de Liverpool ayudaron a la consolidación del Pop Art, en su faceta musical, ya que mas que un movimiento artístico casi era una forma de vida.

Como se ha podido comprobar, la diferencia esencial de este movimiento respecto a otras corrientes pictóricas es su incursión en otros campos artísticos como la escultura, la tecnología, la música y el mundo del cine. Hoy en día, existen excepcionales artistas que apuestan por recrear ese movimiento en sus obras, adaptándolo incluso a las nuevas tecnologías, sin olvidar el origen urbano y popular del 'Pop Art'.