Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato del Partido Socialista Obrero Español a la presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales del 20 N, ha recordado el borrador y las líneas maestras de su programa electoral a sus compañeros senadores y diputados socialistas y a la ejecutiva federal de su organización (aunque con las ausencias significativas de Rodríguez Zapatero y José Blanco), dentro del contexto de la Conferencia Política que se desarrolla en estas semanas. Estas son algunas de las claves de sus propuestas.

Programa electoral del PSOE equilibrado y progresista

Rubalcaba ha comenzado señalando que el suyo será un programa de equlibrio, cohesión y desarrollo y ha afirmado que hay que acabar con la “ilusión programática” en referencia clara al Partido Popular que propone una bajada de impuestos. Para el candidato socialista: "es imposible mantener el gasto social y a la vez bajar los impuestos. Quien diga esto miente. Hay que desterrar esta ilusión programática”.

Con esta posición, parece que el incremento de la carga impositiva en el programa electoral socialista será un hecho, más allá de la subida de impuestos a las rentas más altas.

Pérez Rubalcaba también ha hecho una interesante mención al sistema sanitario español, asegurando su compromiso con una sanidad universal, de calidad y gratuita e instando a que en la ponencia oportuna "se busquen fórmulas que eviten el copago sanitario".

En cuanto a la crisis económica actual que está castigando con dureza a España, Pérez Rubalcaba la ha definido como una crisis distinta y ha recordado que los gobiernos socialistas ya se enfrentaron con éxito a otras crisis, como la de 1983 y 1994.

En este tema precisó, también en clara alusión al PP, que “quien quiera aplicar recetas de 1996 o 1998 se equivoca. Esta crisis necesita medidas nuevas y cambios profundos de modelo. Sobre todo en los mercados, que han demostrado que no han sido eficientes para corregir abusos y fraudes y que más que mano invisible ha sido una mano ciega”. Y ha agregado que "nuestro país se ha visto especialmente afectado por la burbuja inmobiliaria"; burbuja inmobiliaria que, según el político cántabro, aunque se ha pinchado, sus efectos no han sido calibrados ni enfrentados adecuadamente.

Rubalcaba pide eurobonos y fiscalidad común

Alfredo Pérez Rubalcaba ha dedicado una parte relevante de su exposición al papel de la Unión Europea y al de España, como importante eje sobre el que debe pivotar la tarea política del gobierno.

"Muchos millones de seres humanos de mundo quieren ser ciudadanos de Europa, porque el europeo es el mejor modelo de bienestar y desarrollo que se ha constituido hasta la actualidad", ha señalado.

Sin embargo, en opinión del candidato socialista, esta crisis está demostrando que Europa aún tiene que avanzar. Y concretamente ha reclamado el cumplimiento del Tratado de Lisboa y la necesidad de dotarse de eurobonos, además de un presupuesto y una armonización fiscal común.

"El impulso europeo y el papel de liderazgo de España deben ser fundamentales en nuestra acción política", ha arengado a sus compañeros de partido.

Principios y claves de Pérez Rubalcaba para la creación de empleo

Por último, la creación de empleo es otras de las claves prioritarias para Rubalcaba. El político socialista ha resaltado la importancia de la aplicación de las reformas laborales que se han aprobado recientemente y que aún tienen que ponerse en práctica en muchos de sus aspectos "siempre en base a los principios de seguridad del trabajador, flexibilidad del empleo y negociación colectiva y consenso".

Alfredo Pérez Rubalcaba también ha puntualizado que su labor política en este tema se centrará principalmente en el desarrollo y puesta en marcha de programas específicos de empleo y formación para sectores (ha citado hasta once, como el agrícola o el tecnológico) y colectivos, principalmente el de la juventud.