Los analgésicos tienen usos específicos y manejando las dosis adecuadas dan muy buenos resultados.

Buprenorfina.

Indicaciones:

Dolor de intensidad moderada a severa secundaria a un infarto agudo del miocardio, neoplasias, enfermedad terminal y traumatismos.

Generalidades: Agonista opioide que disminuye la percepción del dolor y es 25 a 50 veces más potente que la morfina.

Interacciones:

Con alcohol y antidepresivos tricíclicos, aumentan sus efectos depresivos. Con otros opiáceos, anestésicos, hipnóticos, sedantes, antidepresivos, neurolépticos y en general con medicamentos que deprimen el sistema nervioso central, los efectos se potencian.

Etofenamato

Indicaciones: artritis reumatoide, espondolitis anquilosante, osteoartritis y espondiloartritis, hombro doloroso, lumbago, ciática, trotícolis, tenosinovitis, bursitis y ataque agudo de gota.

Generalidades: es un derivado del ácido flufenámico que inhibe la síntesis de prostaglandinas, leucotrienos, bradicinina, histamina y el complemento.

Contraindicaciones: hipersensibilidad al fármaco, alteraciones en la coagulación y en la hematopoyesis, úlcera gástrica o duodenal, insuficiencia renal, hepática o cardíaca, embarazo y lactancia. No se recomienda su administración en niños menores de 14 años.

Interacciones: con corticoesteoides u otros antiinflamatorios puede causar enfermedad ácido-péptica. Puede reducir la acción de furosemida, tiazidas y de antihipertensivos beta bloqueadores. Puede elevar el nivel plasmático de digoxina, fenitoína, metotrexato, litio o hipoglucemiantes orales, disminuye su excreción con probenecid y sulfinpirazona.

Fentanilo

Indicaciones: está indicado en pacientes que presentan dolor crónico, síndrome doloroso o dolor intratable que requiera de analgesia opioide.

Generalidades: Produce un estado de analgesia profunda e inconsciencia. Es 50 a 100 veces más potente que la morfina.

Efectos adversos: depresión respiratoria, sedación, náusea, vómito, rigidez muscular, euforia, broncoconstricción, hipotensión arterial ortostática, constipación, cefalea, confusión, alucinaciones, miosis, bradicardia, convulsiones y prurito.

Contraindicaciones: hipersensibilidad al fentanilo y a opioides, tratamiento con inhibidores de la monoaminoxidasa, traumatismo craneoencefálico, hipertensión intracraneal y disfunción respiratoria, arritmias cardíacas, psicosis e hipotiroidismo. No es recomendable su uso en en niños menores de 12 años.

Interacciones: asociado a benzodiazepinas produce depresión respiratoria, inhibidores de la mono amino oxidasa potencian los efectos del fentanilo. Incrementa su concentración con ritonavir.

Ketorolaco

Indicaciones: está indicado en pacientes que presentan dolor de leve a moderada intensidad.

Generalidades: inhibe la enzima ciclooxigenasa y por consiguiente de la síntesis de las prostaglandinas.

Efectos adversos: puede producir úlcera péptica, sangrado gastrointestinal, perforación intestinal, prurito, náusea, dispepsia, anorexia, depresión, hematuria, palidez, hipertensión arterial, disgeusia y mareo.

Contraindicaciones: hipersensibilidad al fármaco o a otros analgésicos antiinflamatorios no esteroideos, úlcera péptica e insuficiencia renal y diátesis hemorrágica, postoperatorio de amigdalectomía en niños y uso preoperatorio.

Interacciones:

sinergismo con otros antiinflamatorios no esteroideos por aumentar el riesgo de efectos adversos. Disminuye la respuesta diurética a furosemida. El probenecid aumenta su concentración plasmática. Aumenta la concentración plasmática de litio.

Metamizol sódico

Indicaciones: en pacientes con fiebre, dolor agudo o crónico y algunos casos de dolor visceral.

Generalidades: inhibe la síntesis de prostaglandinas y actúa sobre el centro termorregulador en el hipotálamo.

Efectos adversos: reacciones de hipersensibilidad, agranulocitosis, leucopenia, trombocitopenia y anemia hemolítica.

Contraindicaciones: hipersensibilidad al fármaco y a pirazolonas. Insuficiencia renal o hepática, discasias sanguíneas, úlcera duodenal. No se debe administrar por períodos largos. Hacer una valoración hematológica durante el tratamiento. No se recomienda su uso en niños.

Interacciones: con neurolépticos puede ocasionar hipotermia grave.

Morfina

Indicaciones: dolor agudo o crónico de moderado a intenso ocasionado por cáncer en fase terminal o preterminal. En infarto agudo al miocardio. En el control del dolor posquirúrgico en pacientes politraumatizados y en aquellos con quemaduras.

Generalidades: Agonista opioide. Su efecto analgésico se ha relacionado con la activación de los receptores supraespinales y a nivel de la médula espinal.

Efectos adversos: depresión respiratoria, náusea, vómito, urticaria, euforia, sedación, broncoconstricción, hipotensión arterial ortostática, miosis, bradicardia, convulsiones y adicción.

Contraindicaciones: hipersensibilidad al fármaco, tratamiento con inhibidores de la monoaminoxidasa, traumatismo craneoencefálico, hipertensión intracraneal y disfunción respiratoria, arritmias cardiacas, psicosis, hipotiroidismo y cólico biliar.

Interacciones: asociado a benzodiazepinas, cimetidina, fenotiazinas, hipnóticos, neurolépticos y el alcohol produce depresión respiratoria. Inhibidores de la monoaminooxidasa potencian los efectos de la morfina.

Siempre se debe consultar al médico antes de automedicarse.

Fuentes: Cuadro básico de medicamentos y Diccionario de medicina océano Mosby.