El primer ministro noruego, Jens Stoltenberg descubrió un busto de hielo de Amundsen, en una ceremonia a la que asistió personal científico de la estación americana Amudsen- Scott.

En Tromsø, se celebrarán actos conmemorativos y exposiciones, finalizando con un discurso del príncipe Haakon.

Roald Amundsen

Amundsen nació, el 16 de julio de 1872, en una granja de Fredrikstad, en una familia de marinos y balleneros.

Con 21 años y huérfano de padre y madre, se enrola en su primera una expedición al Ártico. En 1903, fue como primer oficial en la expedición Bélgica Antártica. El barco Bélgica quedó atrapado en el hielo, viéndose obligados a pasar el invierno ártico.

Entre 1907 y 1909, Ernest Shackleton ya había llevado a cabo la primera gran expedición con intenciones de llegar al Polo Sur, quedándose a 180Km.

Después de la llegada de Frederick Cook al polo Norte y ver la repercusión que en todos los medios tuvo su hazaña, se prometió que él sería el primero en llegar al polo Sur.

Amundsen y Scott

Durante dos años, tanto Amundsen como su competidor Scott, prepararon sus expediciones para intentar conquistar el polo Sur.

A principios de 1911, se pusieron en marcha ambas expediciones, pero mientras Amundsen elegía como punto de partida la Bahía de las Ballenas, Scott partió de la barrera de hielo Ross, en el estrecho de McMurdo, lo que fue decisivo para que Scott alcanzara el polo 34 días más tarde que Amundsen.

Amundsen iba acompañado en su expedición por otros cuatro hombres: Olav Bjaaland, Helmer Hanssen, Sverre Hassel y Oscar Wisting.

Para lograr el éxito fue muy importante la experiencia que había adquirido en las expediciones anteriores. Estudió la forma de vida de los inuit en las regiones árticas. Fue un experto esquiador y se convirtió en un magnifico conductor de trineos con perros, lo que le hizo decidirse por estos animales para su expedición.

Llegada al polo Sur

Una vez alcanzado el polo Sur, todavía tuvo fuerzas para recorrer sobre esquís la distancia que le separaba de Eagle City en Alaska, para comunicar al mundo por telégrafo el éxito de su expedición. Pero la noticia ya había sido filtrada y por ello perdió una sustanciosa cantidad que tenía acordada con los periódicos norteamericanos.

Amundsen llegó al polo Sur y dejó dos cartas y la bandera de Noruega, las cartas iban dirigidas a Haakon VII, rey de Noruega y a Scott, quien la leyó el 17 de enero de 1912, cuando su expedición llegó al Polo.

Pocos años después, fue el primer noruego que obtuvo el título de piloto civil. En 1925, comanda sin éxito una expedición al polo Norte en hidroavión, estando punto de perder la vida toda la expedición.

Sobrevuela por primera vez el polo Norte, al año siguiente, en una expedición con quince hombres a bordo de un zepelín diseñado por su amigo el ingeniero aeronáutico italiano Nobile.

Dos años más tarde, el 28 de mayo de 1928, en una expedición de rescate de su amigo Nobile, desaparece con su avión en el mar de Barents, sin que llegaran nunca a ser encontrados sus restos, siendo Nobile rescatado el 22 de Junio.