“Amor y otras drogas” pretendía ser algo más que una comedia romántica y lo podía haber sido, ya que hay un trasfondo del que se podrían haber desenvuelto mejores ideas. Pero todos esbozos que se apuntan durante la película, se quedan en eso y no se desarrollan en la trama.

Sinopsis

Jamie Randall no acabó la carrera de medicina y por ello trabaja como representante de ventas de una farmacéutica.

Por casualidad en la consulta de un doctor al que intenta venderle unos productos, conoce a Maggie Murdock, una joven paciente enferma de Parkinson.

Jamie y Maggie comienzan teniendo una relación basada exclusivamente en encuentros sexuales pero pronto ambos se enamoran.

En lo profesional Jamie comienza a destacar cuando su empresa saca un nuevo vasodilatador que ayuda a los hombres con disfunción sexual: la Viagra.

Maggie apartará de ella a Jamie porque no quiere que tenga que cuidar de ella cuando su enfermedad avance, pero éste no se dará por vencido.

Guión

El guión de Charles Randolph abre vías muy interesantes como serían por ejemplo la crítica a la sanidad americana o a cómo se lucran las farmacéuticas. Pero estos temas simplemente se apuntan pero no se profundiza en ellos. Y sin adentrarse en nada de eso, el film se queda en una comedia romántica con una trama vista una y mil veces en la gran pantalla.

Dirección

Film dirigido por Edward Zwick a quien parece ser que se le dan mejor las cintas de acción que las de amor. Como por ejemplo sus películas “Diamante de sangre” en 2006, “El último samurai” en 2003 o “Estado de sitio” en 1998.

Dirección más bien discreta, pasando desapercibido y sin aportar nada demasiado creativo al film.

Ritmo

El ritmo de la película es demasiado lenta, debido a que el metraje es muy largo, casi dos horas, y hay muy pocos puntos de inflexión, o lo que es lo mismo momentos donde hay algo de acción. El momento de la revolución sexual creada por la Viagra le da algo de vida al film cuando más lo necesita, pasada la mitad de la historia.

Actuaciones

Las interpretaciones de los dos protagonistas Anne Hathaway y Jake Gyllenhaal son de lejos lo mejor del film. Ambos fueron candidatos al Globo de Oro como protagonistas en comedia o musical.

Jake Gyllenhaal hace un buen papel aunque aún parece lejos de lo que puede ofrecer como actor según lo que le hemos visto en otros films como “Donnie Darko” o “Brokeback mountain”.

Anne Hathaway está estupenda también, aunque en un futuro no muy lejano seguro que nos ofrece mucho más de sí, puesto que tiene mucho potencial por desarrollar.