Las terribles imágenes de torturas en Abu Ghraib durante la ocupación de Irak por parte de los Estados Unidos no forman parte del pasado. Según la ONG Amnistía Internacional existen 30.000 detenidos que están en situación de sufrir torturas y otras formas de malos tratos. Además, muchos de estos detenidos no han sido condenados, ni existen cargos contra ellos, hecho que viola la legislación internacional.

Informe público de Amnistía Internacional sobre la situación en Irak

Amnistía Internacional ha publicado el Informe titulado Nuevo orden, idénticos abusos: Detenciones ilegales y tortura en Irak. Este informe es el resultado de la visita de una delegación de Amnistía Internacional en Irak en la que se visitaron prisiones del Kurdistán y otras zonas de Irak, aunque les fue realmente difícil esta investigación por cuestiones de seguridad y la existencia de zonas no accesibles.

Pese a ello, se entrevistaron a desplazados de estas regiones, así como se mantuvieron conversaciones telefónicas con ex detenidos y familiares de presos iraquíes. Hay que tener presente que las tropas norteamericanas acaban de transferir a todos los detenidos a la custodia de las autoridades iraquíes.

Acusaciones de tortura y de impunidad de los torturadores en Irak

En este informe, Amnistía Internacional denuncia la situación de impunidad en la que viven los torturadores. Así, se puede leer: "Las autoridades iraquíes han anunciado en numerosas ocasiones la apertura de investigaciones en relación con incidentes de tortura, muertes bajo custodia y homicidio de civiles, especialmente a manos de las fuerzas de seguridad iraquíes. Sin embargo, los resultados de esas investigaciones nunca se han hecho públicos.

Ello ha suscitado el temor de que esas investigaciones puedan no haberse llevado a cabo o que, habiéndose realizado total o parcialmente, sus resultados hayan sido ignorados. En todo caso, los responsables de los abusos no han comparecido ante la justicia. El hecho de que las fuerzas de seguridad iraquíes no hayan abordado de una forma seria y eficaz la tortura y otras violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad iraquíes ha propiciado una cultura de impunidad".

Los derechos humanos en Irak

El Informe de Amnistía Internacional también analiza la situación de los derechos humanos en Irak, así como cuál debería ser la actitud del Gobierno en esta situación enormemente violenta. La insurgencia y el Gobierno están enfrentados en una lucha en la que, las víctimas son la población civil.

Así se puede leer: "La situación de los derechos humanos en Irak sigue siendo extremadamente grave. Amnistía Internacional reconoce que el gobierno debe hacer frente a los ataques mortíferos perpetrados por grupos armados que persiguen causar el máximo número de víctimas entre la población civil. También reconoce que el deber del Gobierno es proteger a la población. Sin embargo, debe hacerlo sin dejar de cumplir sus obligaciones en virtud del derecho internacional de los derechos humanos y preservando el Estado de Derecho".

Recomendaciones de Amnistía Internacional

Amnistía recomienda poner fin a las detenciones arbitrarias, así como al uso de la tortura, liberar a todos los detenidos sin cargos, y garantizar que todos los detenidos acusados de algún delito son llevados ante un juez para que sea juzgado. Establecer todo tipo de garantías judiciales para todos los detenidos, así como las condiciones de la reclusión. La tortura, la detención arbitraria, y las condiciones penosas de reclusión deben de ser consideradas como una violación de los derechos humanos.