Amaquemecan era la forma original del topónimo que se compone de las palabras amatl que quiere decir papel y quemitl que significa manta o vestidura, por lo que se desprende que Amamaquemecan se traduce como “el lugar de la vestimenta de amate (papel)”. Chimapalhin dice porque se puso ese nombre: había una roca sobre la que dibujaron una vestimenta de papel de ahí viene el nombre de Amaquemecan.

Los límites del municipio son: al norte, el municipio de Tlalmanalco; al este el estado de Puebla; al sur, los municipios de Atlautla y Ozumba; y al oeste, los municipios de Ayapango y Juchitepec. Su extensión es de 181,72 kilómetros cuadrados.

Historia de Amaquemecan

Muestra de la multiculturalidad de la región habitaron Ameca los olmecas xicalancas que fueron vencidos y desplazados en 1268 por grupos chichimecas como los totolimpanecas y al año siguiente los tenancas. En el año de 1465 los mexicas conquistaron la confederación Chalca a la que pertenecía Amamquemecan junto con Tlalmanalco, Tenanco y Chimalhuacán Se les impuso el culto a Huitzilopochtli, su templo se construyó en 1467.

Originalmente la conquista espiritual se realizó desde Tlalmanalco, por parte de los franciscanos. Posteriormente los dominicos construyeron un convento para atención específica del pueblo. La hacienda de Panoaya era propiedad de los dominicos de México, la arrendaban para realizar sus actividades religiosas. En esta hacienda vivió algún tiempo Juana Inés Ramírez, mejor conocida como sor Juana Inés de la Cruz. Durante la Revolución por aquí pasó Madero, pero después se convirtió en una importante zona zapatista.

Iglesia y convento de La Asunción de Amecameca

Iglesia construida por los dominicos, entre 1547 a 1562 dedicada a la Asunción de María, su torre es de tres cuerpos y su cupulín estilo ruso, tiene su frontón triangular y una pequeña espadaña. Su arco de medio punto, pilastras neoclásicas, ventana coral, monograma de Jesucristo e imagen de la patrona del templo.

Existen varios retablos el más bello está en relieve dedicado a san José, entre sus escenas destacan: el sueño de san José, los desposorios, el nacimiento de Jesús, la muerte y coronación de san José. En la parte superior se ve a san Juan Bautista flanqueado por sus padres Zacarías y santa Isabel Otro retablo es de estilo salomónico, pero con imágenes de épocas recientes

Claustro restos de pintura mural con escudos de la Orden de Predicadores, la cruz foliada. Es de interés las columnas estilo románico, pero en una variante indígena. En el primer nivel los arcos son de medio punto y en el segundo piso los arcos son rebajados.

Fray Martín de Valencia y el Sacromonte

En la cima de un cerro El Señor del Sacromonte, cueva donde hacía oración y penitencia fray Martín de Valencia, quien encabezó la misión de los 12 franciscanos que llegaron a la Nueva España en 1524. En esa época el eremitismo fue muy fuerte como lo muestra también el proyecto de fray Domingo de Betanzos en Tepetlaoxtoc, la vida contemplativa servía de eje para llevar a cabo una predicación basada en el ejemplo de la vida virtuosa.

Fray Martín de Valencia fue enterrado en 1534 Tlalmanalco, se le desenterró después y su cuerpo estaba incorrupto, después su cuerpo fue hurtado y nunca se supo su lugar definitivo, muchos piensan que los indígenas de Ameca lo enterraron en el Sacromonte. En 1584 el dominico Juan Páez descubrió algunas reliquias de fray Martín como el cilicio, la túnica y unas casullas, se las llevaron al convento de México, después las regresaron a Ameca y por último se colocaron en el santuario del Sacromonte.

Santuario del Señor del Sacromonte

En el cerro casi piramidal está la imagen del Señor del Sacromonte, la tradición oral comenta que unos arrieros llevaban la imagen de pasta de maíz, hacia el sur de la Nueva España, pero que la mula que traía la caja se quedó en frente de la cueva en que había vivido fray Martín de Valencia, por lo que se interpretó como un deseo del Santo Entierro de quedarse ahí. Fray Juan Páez fundó la cofradía del Descendimiento y Sepulcro de Jesucristo.

El santuario está cerca del centro de Ameca y se puede subir en cochea fuera hay una escultura de fray Martín de Valencia y en el interior del pequeño templo se observa la imagen del Santo Entierro, que se venera principalmente, durante el carnaval, el miércoles de ceniza y el viernes santo. Atrás de la imagen se ve la cueva de fray Martín.

Otros atractivos de Amecameca

Arco o humilladero, en la parte sur de la plaza principal se encuentra un arco colonial del año de 1781; el jardín de los leones, el palacio municipal, el mercado y tianguiz de los domingo, se pueden adquirir productos típicos de la región; es clásica la feria de la nuez, en el mes de agosto.