Investigadores del Laboratorio de Neuroquímica del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos de los Institutos Nacionales de Salud en Bethesda, Maryland, descubrieron que un grupo de ratones que padecen la enfermedad equivalente a la Enfermedad de Alzheimer (EA) en los humanos, reaccionó favorablemente cuando fueron inyectados con la molécula TFP5.

La investigación con TFP5

Los investigadores separaron dos grupos de ratones, todos con una enfermedad de la especie, que es considerada la equivalente al Alzheimer en los humanos.

Un grupo fue inyectado con la pequeña molécula TFP5 y el otro con un placebo con una solución salina. El primer grupo, después de un tiempo de tratamiento mediante inyecciones intraperitonales (zona de la cavidad peritonea, es la membrana que protege la mayoría de los órganos del abdomen), mostró una recuperación notable de la memoria, es decir una disminución sustancial de los síntomas de la enfermedad. Es destacable que este grupo de ratones no sufrieron efectos secundarios como estrés neurológico, disminución de peso o algún síntoma de toxicidad.

Por su parte el otro grupo de ratones que recibió el placebo continuó con el desarrollo de la enfermedad. Uno de los investigadores implicados, Harish Pant, dijo: "Esperamos que los estudios de ensayos clínicos en pacientes con EA produzca una prolongada y una mejor calidad de vida, tal como la observada en ratones tras el tratamiento con TFP5", y añadió: "Por lo tanto, sugerimos que TFP5 es un compuesto terapéutico eficaz."

Que es TFP5

TFP5 es un compuesto molecular derivdo de una enzima del cerebro llamada cdk5. Esta enzima tiene que ver con la formación de placas y marañas, uno de los rasgos que cartacterizan el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer.

Ya en el año 2000 se había identificado al cdk5, que se activa durante las agresiones tóxicas dirigidas a las células neuronales del cerebro; su acción es activar un proceso de neurodegeneración que está presente en pacientes que tienen la enfermedad de Alzheimer. Cdk5 se activa por otros mecanismos moleculares que tienen que ver con proteínas que dejan de cumplir las funciones que tenían y liberan la enzima.

Sin embargo se especula con que la enfermedad de Alzheimer tiene diversas causas, tal vez esta tenga que ver con uno de los factores más importantes que la causan.

Efectos de la investigación del TFP5

El informe sobre la investigación salió publicado en la revista FASEB. Su redactor en jefe, Gerald Weissmann, amplió los alcances de la investigación declarando: "El siguiente paso es averiguar si esta molécula puede tener los mismos efectos en las personas, y si no, descubrir qué molécula lo hace" y agregó: "Ahora que sabemos que podemos detectar los defectos moleculares básicos en la enfermedad de Alzheimer, lo que podemos esperar es tratamientos mejores y específicos; esto es más que lo que tenemos hoy en día."

Pruebas anteriores contra el Alzheimer

Hace poco más de un año se anunciaba una investigación con resultados positivos similares al TFP5 con otros compuesto, el J147.

Sin duda que la expectativa que había generado el anuncio no ha sido cubierta posteriormente, tal vez porque el producto se encuentra todavía en fase de ensayo en humanos.

La realidad es que el J147 había sido presentado en diciembre de 2011 por el Director de Instituto Salk de Estudios Biológicos de Estados Unidos, David Schubert, como un producto que actuaba tanto de ratones normales como de ratones con la enfermedad similar al Alzheimer (de los ratones); además actuaba como protector del cerebro de los animales, en relación a la pérdida de las conexiones sinápticas; esta doble acción que se definía como única en productos que trataban la enfermedad.

Como vemos, el campo de la lucha contra la Enfermedad de Alzheimer tiene varios capítulos por escribirse.

Fuente: Scincedaily, H Hughes Med.Institute, Lared21