Ayer a las doce de la noche se daba a conocer el fallo del Premio Nadal de novela, uno de los más importantes del panorama literario español. El ganador resultó ser Álvaro Pombo, con la novela El temblor del héroe, la historia de un profesor universitario y su hartazgo ante las mentiras que se suceden a su alrededor. La novela de Álvaro Pombo se impuso a las trescientas novelas que participaban en el galardón. Por otra parte, el periodista Rafael Nadal consiguió el premio Josep Plá (la versión del Nadal para obras escritas en catalán) por su primera novela, titulada Quan érem feliços.

Álvaro Pombo, el ganador

El autor, también académico de la Lengua Española desde 2004 con el sillón “j”, nació en Cantabria en 1939. Se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid y se dedicó a la escritura y a la política.

En sus primeras obras predomina el pesimismo, tema que va atemperando con posteriores publicaciones. Entre sus obras más importantes de narrativa destacan Relatos sobre la falta de sustancia, Los delitos insignificantes, El hijo adoptivo, El parecido, Vida de San Francisco de Asís o Contra Natura.

También se ha dedicado a la poesía, publicando obras como Protocolos, Hacia una constitución poética del año en curso o Los enunciados protocolarios.

A lo largo de su carrera ha obtenido múltiples reconocimientos y premios, entre los que destacan el Premio Herralde de novela por El héroe de las mansardas de Mansard, el Premio Nacional de la Crítica por El metro de platino iridiado, el Premio Nacional de Narrativa por Donde las mujeres, el Premio Fastenrah por La cuadratura del círculo, el Premio de la Fundación José Manuel Lara por El cielo raso, y el premio Planeta por La Fortuna de Matilde Turpín.

El temblor del héroe

En la novela ganadora, Pombo cuenta la historia de un profesor universitario de Filosofía jubilado que se harta de que todo lo que le rodea sea mentira, y que con la manipulación se pueda obtener todo lo que se quiera. Por ello, el mundo se convierte en un lugar cada vez más inhóspito para aquellos que quieren ayudar a los demás. La obra fue presentada al premio con el pseudónimo de Los amigos de Román, escondiéndose el autor bajo el nombre de Jorge Bruno. El premio Nadal, uno de los más prestigiosos en nuestra lengua, está dotado con un premio de dieciocho mil euros.