Es un terrible sufrimiento para la persona afectada, como para sus familiares el padecimiento de esta enfermedad tan terrible, que puede hacer su aparición de la manera más silenciosa y convertirse en un mal irreversible.

Muchos científicos mediante investigaciones han tratado de descubrir una cura definitiva para acabar con el cáncer cuando se encuentra en su etapa terminal, pero aún no se ha logrado llegar a un resultado que pueda servir para todos los casos documentados.

Sin embargo, una alimentación previa y tomar las medidas necesarias antes de que llegase a ocurrir esta desgracia, pueden lograr prevenir este mal, ya que muchas cosas naturales tienen propiedades anticancerígenas, capaces de impedir la corrupción de células.

Existe un porcentaje considerable de personas que mueren por el padecimiento de esta enfermedad, que suele ser originada por causas alimenticias y en otros casos por razones genéticas o por otros factores.

Frutas

Existen frutas con estas propiedades que pueden impedir e incluso retardar el avance de esta enfermedad y muchas veces son frutas de fácil alcance.

La guanábana, es una de las frutas más poderosas que actúa como un anticancerígeno natural. Varios estudios han revelado que en ciertos casos podría curar tumores malignos, especialmente ubicados en los pulmones, próstata y páncreas. No se puede decir con exactitud si en todos los casos puede llegar a curar dicha enfermedad, pero es muy efectiva en cuanto a prevención. Puede ser alternada con cualquier tratamiento y es muy útil cuando no se puede recurrir a las alternativas como cirugía y quimioterapia.

Existe un batido de frutos rojos que puede ayudar a prevenir el cáncer. Dichas frutas son fresas y arándanos, a los que se les agrega miel de abejas y yogurt natural. Se puede consumir un mínimo de dos veces por semana y no tiene efectos secundarios porque es completamente natural.

Vegetales

El brócoli encabeza la lista de alimentos que ayudan mucho en la prevención de este tipo de enfermedades degenerativas, porque contiene antioxidantes que evitan la degeneración de las células.

El tomate le sigue, puesto que tiene propiedades muy similares al brócoli, porque contiene vitaminas C, E y antioxidantes.

En particular las verduras, más las que son similares al brócoli tienen la capacidad de mejorar la salud y prevenir la aparición de estas células malignas.

La zanahoria es conocida por evitar el desarrollo de tumores malignos en el organismo y por ende reduce la probabilidad de padecer de cáncer.

Otros

El vino tinto, si es tomado regularmente en cantidades adecuadas puede prevenir la degeneración masiva de las células gracias a sus compuestos bioactivos.

Las nueces y cereales también son una gran contribución al momento de prevenir este tipo de males.

La soya y el yogurt también deben ir incluidos en la dieta, porque está comprobado que son reductoras de aquel riesgo.

Según un estudio realizado por el investigador Sang Whang, la acidez en el organismo es la que hace propenso el desarrollo del cáncer en el cuerpo, debido a que alberga menos oxígeno y es por eso que el bicarbonato de sodio, al ser un alcalino reduce el nivel de acidez en las células del cuerpo y por ende evita el desarrollo de esta enfermedad. Se sugiere que los tratamientos deban ser en base a alcalinos como el bicarbonato.

No hay nada mejor que la naturaleza y todo lo que esta ofrece para mantenerse saludable, prevenir y currar enfermedades.