Los alimentos pueden contribuir y ayudar a las personas a mejorar su estado de ánimo. Algunos productos, como la fruta, los frutos secos o los cereales contienen ingredientes que permiten combatir la irritabilidad e, incluso, la ansiedad. Todos ellos aportan un bienestar al cuerpo humano que hace que los días sean más agradables. Merece la pena probarlos.

Avena contra los cambios de humor y el dolor de cabeza

La avena, que contiene muchas vitaminas B5 y B6, ayudan a combatir los síntomas de fatiga, el dolor de cabeza y los cambios de humor. Una buena forma de tomarlos es a través del muesli, en el desayuno, para empezar bien la jornada. Otro alimento con múltiples propiedades beneficiosas para el cuerpo es la jalea real, elaborada por las abejas obreras, a bese de néctar, miel y agua. Es energética y estimulante y, además de vitaminas, aporta minerales como el fósforo y el azufre. También aminoácidos, lo que la convierten en un aliado perfecto como complemento nutricional en estados de gran actividad o estrés.

Almendras contra la ansiedad

Las almendras son ricas en fibra, calcio y antioxidantes. Contienen una gran cantidad de triptófano, que favorece la producción de serotonina, lo que ayuda a controlar la ansiedad. El único pero es que contienen muchas calorías, por lo que se recomienda no tomar más de 12 al día. El plátano, por su parte, aporta piridoxina, ácido fólico, vitamina C y fibra, lo que permite mantener alto el ánimo y las defensas contra el estrés. Además, esta fruta no tiene tantas calorías como creen sus consumidores. Una manzana de 100 gramos aporta 100, y el plátano solo 35 más.

El efecto calmante de la leche

La leche posee multitud de propiedades buenas para mantener una salud de roble. El triptófano y su alto contenido en calcio preservan la masa ósea y el buen funcionamiento del sistema nervioso central, por lo que los expertos recomiendan tomar dos vasos al día. Y si lo que se quiere es combatir la depresión, nada mejor que un buen plato de lentejas. Las legumbres son carbohidratos complejos (es decir, se asimilan lentamente a lo largo del día y, de este modo, mantienen estables los niveles de serotonina y de energía. También cuentan con mucha vitamina B9, necesaria para evitar la temida anemia.

Las espinacas evitan la tristeza

Además de hierro, no tanto como al personaje de Popeye, las espinacas son ricas en magnesio y, sobre todo, en ácido fólico. La cantidad recomendada al día son 150 gramos, que aportan un 109% de este ácido, específico para mantener alejada la tristeza. Otros alimentos muy consumidos, como son los cítricos se suelen recomendar para proteger y estimular el sistema inmunológico, gracias a la vitamina C, que dan al metabolismo un extra de neurotransmisores.

Y el marisco para estimular las ganas de tener sexo

Y para concluir con estos alimentos que mejoran el estado de ánimo, hay que hablar del marisco. Las almejas, los berberechos o las gambas, entre otros, son ricos en hierro. Entre sus cualidades poseen arginina, un aminoácido esencial que se relaciona, además, con la relajación y el deseo sexual (efecto afrodisiaco). Ahora solo queda tomar buena nota de todos ellos y empezar a ser un poquito más feliz con una dieta rica y sana.