Constantemente ingerimos alimentos que combinados pueden ser una excelente receta para prolongar el placer y deseo sexual. Lo importante es detectar cuáles son para poder aprovechar al máximo sus placenteras propiedades y vivir en plenitud.

Desde la edad antigua hasta la actualidad vulgarmente se dice: “come esto que es afrodisíaco”, pero no hay una verdadera explicación al término.

Lo cierto es que desde tiempos remotos vivimos rodeados de plantas y alimentos que guardan alguna relación con los órganos sexuales y por eso, siempre han sido considerados incitantes naturales.

Un ejemplo común es la banana o el pepino, los cuales se parecen, por su forma, a los órganos sexuales masculinos, mientras que las ostras o las almejas se asemejan al cuerpo de la mujer.

Según la definición provista en Internet por Wikipedia.org la palabra afrodisíaco “deriva de Afrodita, divinidad femenina griega relacionada con el amor, la fecundidad y la energía primaveral. Se suele denominar así a cualquier sustancia que realmente o por fantasía popular estimula o aumenta el deseo sexual”.

Alimentos estimulantes

Esta bebida alcohólica consumida con moderación nos relaja y ayuda a estimular nuestros sentidos. Por eso, beber vino en una primera cita puede ayudarnos a romper el hielo y a crear una ambiente erótico y sensual.

  • Mostaza
Se la utiliza desde la antigüedad porque estimula las glándulas sexuales y aumenta el deseo carnal.

Se dice que es la golosina del amor por excelencia y que combinada con el vino revela el secreto de la pasión. No en vano, los aztecas la consumían en grandes cantidades y se referían a él como “el alimento de los dioses”.

  • Zanahorias
Son verdaderos estimulantes para el hombre por su forma fálica y su alto contenido en vitaminas y beta caroteno.

  • Apio
Esta verdura tiene un moderado efecto afrodisíaco. Se recomienda ingerir su caldo o hacer preparaciones combinadas con remolacha.

  • Manzana
Es el primer afrodisíaco conocido a través de Eva en tiempos bíblicos.

  • Nuez
El aceite propio de este fruto induce a la seducción y a las caricias. Su forma y color despiertan el interés y el deseo sexual.

  • Miel
Por algo, cuando una pareja se casa de va de Luna de mielAntiguamente se la consumía como fuente de energía para jornadas prolongadas compartidas en pareja.

  • Avena
Sus copos son muy útiles en la mujer que no siente interés por mantener relaciones sexuales, pero no tiene ningún poder sobre el hombre.

  • Café
La cafeína presente en el café es un buen estimulante, aunque el exceso de consumo puede llegar a ser un depresivo. Es un buen aliado para mantener despierta y en estado de alerta a nuestra pareja.

Estos son tan sólo algunos de los alimentos capaces de despertar nuestras más íntimas fantasías. Tenerlos en cuenta es una buena excusa para disfrutar al máximo de nuestras relaciones sexuales.