El gobierno japonés y en concreto el Instituto Japonés de Tecnología e Ingeniería de aguas residuales en colaboración con el sector privado ha construido una gran obra de ingeniería a la que se puede acceder mediante visitas guiadas.

Este monumental sistema de alcantarillado fue construido en la ciudad de Heijo-Kyo para evitar las inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales y maremotos causados por los tornados frecuentes en todo Japón.

La obra de ingeniería

Consiste en una excavación a 50 metros bajo tierra y que está situada mayormente en la zona de Saitama, constituyendo uno de los sistemas más complejos de alcantarillado existente en el mundo.

El proyecto se inició en 1992 y se llamó G-Cans, Shutoken Gaikaku Housui Ro o canal de descarga del área metropolitana. La inversión realizada fue de 1.500 millones de euros. Consiste básicamente en cinco depósitos principales de 62 metros de altura y 32 metros de diámetro y un gran tanque de agua de 25,4 metros de alto, 177 metros de largo y 78 metros de ancho, conectados por 6,4 Kilómetros de túneles.

El sistema dispone de un conjunto de bombas hidráulicas con 10 megavatios de potencia capaces de bombear 200 toneladas de agua por segundo al río Edogawa. El dispositivo de bombas se pone en marcha cuando se llega a los límites de nivel que pueden suponer inundaciones, transportándose a través de diversos canales el agua excedente al río.

El Instituto Japonés de Tecnología e Ingeniería de Aguas Residuales (Japan Institute of Wastewater Engineering Technology, JIWET) fue creado con el propósito de desarrollar nuevas tecnologías que hicieran más eficientes los sistemas de alcantarillado.

Este alcantarillado, el más sofisticado del mundo, también es conocido como “La Catedral”, debido al aspecto que presenta con sus gigantescas columnas de más de 20 metros de altura.

Las instalaciones también se utilizan para realizar visitas turísticas guiadas o filmar películas y anuncios, siempre que lo permitan las previsiones meteorológicas.

Tokio

Localizada en la isla de Honshu, Tokio es una de las 47 prefecturas de Japón y reemplazó a la ciudad de Kioto en sus funciones como capital.

Es hoy el centro político, financiero, educativo y cultural de todo el país. Cuenta con la sede de las empresas más afamadas del mundo, en especial en el área de la alta tecnología.

Gran parte de su territorio ha sido ganado al mar y el continuo crecimiento dio lugar a que se crearan ciudades satélites y se fueran absorbiendo pueblos de las cercanías dentro de la ciudad.

La altura de los edificios es relativamente baja para luchar con la gran actividad sísmica de la zona. La ciudad es tan inmensa que muchos de los usuarios de transporte público dedican hasta cuatro horas diarias en sus desplazamientos.

La ciudad de Tokio se divide en zonas: la de Ginza, en el oeste dedicada a la tecnología y el comercio, la residencial, en el este, la industrial en las afueras y la turística en el centro.

Las tapas de alcantarillado

La decoración de tapas de alcantarilla se puso de moda en Tokio a mediados del siglo XX y al parecer es una continuación de la tradición de decorar postes y paredes con aspectos característicos de la región.

A lo largo de las calles se pueden ver infinidad de motivos y autenticas obras de arte. Por ejemplo, cuando se camina cerca del jardín botánico, se pueden ver las tapas decoradas con plantas y motivos florales, las cercanías al museo con motivos históricos, las cercanas al zoológico decoradas con diversos animales y cada zona con motivos representativos de alguno de los lugares próximos.