En Colombia priman los agüeros dirigidos a atraer la salud, el amor, el éxito, la prosperidad, las buenas energías y el dinero.

Entre los más comunes está el de ponerse ropa interior de colore amarillo, al revés, a las 12 de la noche del 31 de diciembre y voltearlos una vez pase el año viejo; de esta forma, se atraerá el amor y la prosperidad.

Comer 12 uvas a media noche y por cada una pedir un deseo, o sacar la maleta llena de ropa y darle la vuelta a la manzana, son otras de las penitencias que están dispuestas a hacer los colombianos por lograr que su suerte cambie para el Año Nuevo.

Aún no se sabe con certeza que tan efectivos sean, pero lo cierto es que hacen parte de una tradición inventada por los franceses, traída a América por los españoles y adaptada por los pueblos indígenas.

Los agüeros más comunes

Para un nuevo amor: Algunos aprovechan la llegada de la media noche para abrazar a la primera persona del sexo opuesto y de esta manera logra que el año nuevo les traiga a alguien con quien pasar el fin próximo fin de año.

Otros no conformes con el amor, prefieren usar ropa interior roja para atraer también la pasión.

Y si ninguno de los anteriores les ha funcionado en otros años, los expertos recomiendan que lo mejor es bañarse en un río claro el 31 de diciembre.

Una escoba y un pan fresco puestos juntos, el día 31 a las 12, como novio y novia, también funciona para quienes quieren conseguir pareja.

Para la prosperidad y el dinero

A los que les sobra, dicen que la mejor forma de saber como va a estar su situación económica del año entrante es poniendo tres papas (una pelada, otra a medio pelar y otra sin pelar) debajo de la cama, el 31 de diciembre: Llegada las 12 de la noche se sacan y si la escogida es la totalmente pelada, es porque la situación económica será mala; si es a medio pelar va estar regular de dinero y si escoge la que no se ha pelado es porque el año será muy bueno en la parte financiera.

Pero si el agüero anterior no le funciona, puede probar sentándose en un fajo de billetes. De esta manera evitarán que se les vaya de las manos.

También puede hacer una mezcla de esencia de vainilla con canela en polvo y antes de la media noche del 31 lavarse las manos con ella.

Algunos personajes reconocidos dicen que su éxito se debe a que se llenan los bolsillos de plata o de lentejas. También pueden sostener un billete de 50.000 pesos en la mano hasta que llegue el año nuevo.

Otros, prefieren tomarse una copa de champaña con algunas joyas de oro adentro.

Cambio de empleo

Pero si lo que quiere es cambiar de empleo puede poner entre uno de sus zapatos, tres hojas de laurel y al día siguiente quemarlas.

También es recomendable realizar la novena de San Patricio ese mismo día.

Y si de lo que se trata es de alejar las malas energías, se recomienda hacer sonar una campana en la casa a las 12 de la noche.

Hay otros un tanto complicados, como poner piedras de sal marina en todos los rincones de la casa.

Elegir tres piedras y ponerlas debajo de la almohada, estas significan salud, dinero, amor; y por añadidura decirle adiós “a la piedra “que le puede salir si una de estas cosas no se le cumple.

Para saber lo que traerá el año nuevo simplemente hay que partir un huevo y agregarlo en un vaso de agua a medianoche; se deja por 12 horas y después se toma el vaso e interprételo, trate de hallarle alguna forma y este le dirá que le depara para el nuevo año.

Los rituales más sencillos

Para atraer la armonía es necesario encender una vela color blanco en la casa.

Para sacar las malas energías, es necesario colgar una hoja de sábila a la entrada de su casa.

El 31, mientras suena las doce campanadas tómese una copa de champaña con la mano derecha.

Ponga espigas en la casa como símbolo de buena suerte.