Las agencias de viaje, históricamente, han jugado un papel fundamental en ofrecer a sus clientes opciones de viaje de acuerdo con las necesidades y los servicios que pueden ofrecer. Con la aparición de Internet, los servicios en general han sufrido un cambio radical en la relación con el cliente. El contacto con la persona se pierde y posiblemente la frialdad de una pantalla no es lo más deseado para crear un clima de confianza, pero las compras en línea tienen numerosas ventajas.

Selección de una agencia de viajes online

Como en todo servicio lo primero que se debe cuidar es a quién se acude. Normalmente no se visita una agencia de viajes que por su aspecto no da la seguridad del servicio ni lo que hará con el dinero del viaje. De igual forma ocurre en los servicios online. Cuando se busca una agencia de viajes es conveniente investigar un poco antes. Por regla general no se deben hacer transacciones de dinero o proporcionar información en páginas que no sean seguras.

Las páginas que manejan pagos en línea deben cuidar ciertos elementos para poder ofrecer el servicio y enviar paquetes de información cifrada para evitar accesos no autorizados a esa información. Esto es fácilmente identificable ya que aparece un candado cerrado o llave en la parte inferior de la pantalla del explorador o bien la dirección inicia con “https” en lugar del clásico “http” en la barra de direcciones.

Beneficios de las compras online

Uno de los principales beneficios de las compras en línea es que son accesible a cualquier hora y en cualquier lugar, siempre que exista una conexión a Internet por supuesto. Esto facilita en gran medida la tarea de planificar el viaje o realizar las reservas.

No hay que estar pendiente de los horarios o disponibilidad de los agentes. En medio de la noche, después de una cena romántica o incluso durante un viaje se pueden hacer arreglos de viaje. Hasta se puede llegar a un arreglo con una agencia con base en el país que se quiere visitar sin tener que trasladarse al lugar antes del viaje.

No existen filas, no hay horarios ni problemas para realizar los pagos. No hay que ausentarse de la oficina para conseguir los boletos de viaje. No hay que trasladarse a algún sitio para confirmar las reservas.

Precios económicos

Las agencias online tienen costos más bajos de operación. Sus agentes pueden dedicarse a negociar con proveedores mientras que sus aplicaciones y sistemas se encargan de la atención de clientes. Su accesibilidad y variedad permite ofrecer paquetes de diferentes precios y con ofertas muy atractivas para los viajeros.

En Internet, por lo general, se pueden conseguir precios más bajos. Muchos proveedores ofrecen beneficios por compras en línea para estimular el uso de este medio. Existe la posibilidad de comparar precios y servicios de manera muy cómoda, lo que en una agencia tradicional implica traslados y esperas de un lugar a otro para poder tomar una decisión.

Una gran ventaja pueden ser las opciones de pago. Se puede reservar el servicio con una fecha de compra, utilizar pagos a plazos, con tarjeta de crédito o incluso utilizar puntos beneficios por afiliación a programas y descuentos.

Turismo a la medida y mejores ofertas

Prácticamente se puede llegar a donde sea, con referencias de viaje en todo el mundo y todo desde la comodidad de la habitación sin tener que salir a la calle. Cuando mucho, después de un rato de indecisión se puede perder la sesión y hay que hacer todo nuevamente, pero el agente no estará molesto porque no hubo una decisión a tiempo.

La principal ventaja de la compra por Internet es que no existe influencia en la decisión. No pasa aquello de que se quiere ir a la playa y que el agente influye para que el viaje sea a la ciudad, porque tiene intereses por comisiones o beneficios que puede obtener por la venta de ese destino. Con la venta en línea la decisión es mucho más consiente, y si es bien estudiada, mucho más efectiva.

La libertad de decisión de una agencia en línea no implica que no se tenga apoyo. Las ayudas se ofrecen por correo, foros de discusión, chats en línea o incluso servicios de agentes que estarán disponibles para contestar dudas y apoyar la operación. La decisión es completamente personal y sin presiones.

Los servicios en línea tienen muchos beneficios en cuanto a disponibilidad, costos y diversidad de servicios. La decisión de compra siempre la tiene el cliente y aunque puede sentirse más seguro acudiendo a una agencia tradicional, sobre todo para personas que no tienen facilidad o acceso a Internet, existe una opción más que se puede considerar para aquellos que buscan otro nivel de servicio.