Hay muchísima gente que prefiere hacer sus propios adornos navideños; de este modo no sólo se puede ahorrar bastante dinero sino que además es una manera estupenda de que los niños le den rienda suelta a la imaginación y pasen un rato muy divertido y ameno.

Los adornos más comunes son las luces de Navidad, las guirnaldas, la estrella, coronas, velas, centros de mesa y por supuesto el árbol de Navidad. Los materiales que se necesitan para crear muchos de los complementos que van en el árbol y otros adornos en general son baratos y fáciles de encontrar en numerosas tiendas y librerías.

La estrella

La estrella de Navidad es una de las decoraciones típicas y más rápidas de hacer. Se necesita cartulina, papel de regalo rojo o plateado, brillantina, una cuerda, tijeras y pegamento. Para empezar, hay que dibujar una estrella grande sobre la cartulina y luego recortarla. Se le hace un agujero en la parte superior y se recubre con el papel de regalo brillante (también se puede utilizar papel de platina). Luego hay que poner pegamento en diferentes zonas de la estrella y espolvorear la brillantina encima. Cuando el pegamento se seque, se sacude la estrella para deshacerse de la brillantina que sobre. Se ata la cuerda al final de la estrella y ya está preparada para ser colocada en la parte superior del árbol.

Copos de nieve

A los niños les encanta hacer este adorno navideño. Sólo se necesita cartulina blanca y tijeras. Se corta un círculo en la cartulina y luego se dobla primero a la mitad y esta mitad se vuelve a doblar dos veces más. Se recorta parte de los bordes en forma de triángulos y semicírculos. Se desdobla la cartulina y aparecerá un estupendo copo de nieve. Hacer muchos y pegarlos con pegamento sobre los cristales de las ventanas.

Centro de mesa navideño

Se dibuja un círculo bastante grande sobre una cartulina y luego se recorta otro círculo más pequeño en el medio. Para hacer el centro se necesitan hojas de muérdago y acebo que se pueden encontrar en muchas tiendas de artesanía. Unas piñas de pino pequeñas o medianas también pueden quedar muy bien. Se pega el muérdago, acebo y las piñas sobre la cartulina y se coloca una vela roja en el centro. Se le puede colocar a la vela un lazo con cinta de raso y colgar un cascabel.

Tapiz bordado

El tapiz bordado es un adorno navideño precioso y barato pero se necesita planear con bastante antelación. En las tiendas de artesanía se pueden encontrar patrones con temas navideños muy bonitos y además es un pasatiempo estupendo para relajarse después de un duro día de trabajo.

Guirnalda hecha con palomitas de maíz

Las guirnaldas hechas con palomitas de maíz es uno de los adornos navideños más populares y tradicionales en los Estados Unidos. Es muy fácil, barato y divertido de hacer. Se compra una bolsa grande de palomitas en cualquier supermercado y las hacemos sin ponerles sal o azúcar. Luego, a cada una le pasamos aguja e hilo hasta formar bonitas guirnaldas de diferentes tamaños.

También se pueden hacer guirnaldas con arándanos. Una vez colgadas alrededor de la casa éstas añaden al espíritu navideño por su hermoso color rojo vibrante. Quedan estupendas si además se combinan algunas hojas de acebo por cada diez o veinte arándanos.

La corona

Se puede crear una corona preciosa sin tener que gastar mucho dinero. Todo lo que hay que hacer es comprar la más sencilla y barata que haya en el mercado y también una caja pequeña de luces de Navidad. Es fácil darle un aspecto profesional, sólo hay que añadirle las luces posicionándolas en diagonal alrededor de toda la base y una vez recorrido el círculo completo se esconde la última bombilla debajo de las hojas. Queda preciosa si se le añade un lazo grande o un osito de peluche navideño en el centro de la corona.

Paquetes de canela

El olor de la canela evoca la alegría de la Navidad. Se coge un puñado de ramilletes de canela y se envuelven con cinta de raso de color rojo o verde. Los paquetes se pueden atar a unas velas para crear bonitos centros navideños o también se pueden colgar alrededor de la casa. Además, si se le añaden unas piñas, el aroma que desprenderán será muy agradable.

Como se puede ver, estas son ideas muy fáciles para hacer adornos navideños caseros que no cuesten mucho dinero y que quedan estupendos una vez colocados por toda la casa.