Cerca de 40 años en el mundo de la moda avalan una de las carreras más longevas y exitosas de nuestro país. Adolfo Domínguez, ganador de una gran cantidad de premios en el mundo de la moda, cuenta con más de 600 tiendas de moda repartidas por casi todo el mundo, todo ello gracias a sus diseños y a un poderoso uso del marketing. No en vano, fue uno de los primeros diseñadores en introducir esta herramienta en el mundo de la moda.

Un repaso por los inicios de la firma AD

Los orígenes del Grupo Adolfo Domínguez se remontan a los años cincuenta en la ciudad natal del diseñador, Orense. En esta época, Adolfo Domínguez padre establece una sastrería donde pasa gran parte de la infancia el diseñador. Veinte años más tarde, en el año 1973, se inicia la actividad comercial de Adolfo Domínguez con la apertura de una primera tienda en esta ciudad. En 1976, el diseñador constituye junto a sus hijos una sociedad familiar denominada Adolfo Domínguez e Hijos, S.L., dedicada en sus inicios a la confección de trajes.

Años más tarde, Adolfo Domínguez pone en marcha nuevas líneas de producto al hilo de las últimas tendencias y técnicas de los mercados internacionales, al tiempo que lanza una impactante campaña publicitaria bajo el eslogan "La arruga es bella". De esta forma, la empresa se sitúa al frente de la renovación del sector de la moda en España, impulsando una tendencia prêt-à-porter urbana dirigida al sector medio-alto.

En 1982, se inauguran las primeras tiendas Adolfo Domínguez en Madrid y Barcelona. Tres años más tarde, el diseñador gallego da un salto muy importante en su carrera al presentar su primera colección femenina en la pasarela de París, el punto de partida de una expansión internacional que lleva sus prendas a Europa, Japón, América y el Sudeste Asiático.

Comercialización de perfumes y salida a bolsa

Tras el lanzamiento en 1986 de la línea Adolfo Domínguez Básico y el comienzo de la comercialización de perfumes a través de un acuerdo con la sociedad Myrurgia, Adolfo Domínguez decide enfocar su negocio hacia una gestión integrada y global. De esta forma, se implanta un sistema de gestión que engloba el diseño, la producción y la distribución a través de una extensa red de tiendas propias y franquicias.

La salida a bolsa de la firma, en 1997, es otra de las fechas claves en la trayectoria de una firma que se ha consolidado como uno de los valores más sólidos de la moda española.

Además de tiendas propias en toda España, el diseñador dispone de una completa red de distribución a nivel mundial, con puntos de venta en más de 20 países, como Francia, Reino Unido, Bélgica, Rusia, China, Arabia Saudí, Marruecos, Argentina o EE.UU. Las últimas aperturas de tiendas han sido en México DF., en Miami y este mismo año en Delhi (India).

En total, el diseñador cuenta con más de600 tiendas, lo que supone que su influencia se expande por casi todo el mundo.

Su filosofía

Las prendas de Adolfo Domínguez se caracterizan por su alto componente de diseño. La atención al cuidado de las formas y el empleo de materiales de calidad se combinan en la creación de prendas únicas de lujo asequible.

Pionero en la utilización de materiales ecológicos, Adolfo Domínguez lleva toda su vida apoyando la sostenibilidad del medio ambiente. En el proceso de fabricación de las prendas apuesta por el empleo de materias sostenibles y orgánicas así como de gran calidad.

Los distintos estilos del diseñador

La firma Adolfo Dominguez es muy amplia y se puede decir que abarca todos los sectores. Para los jóvenes de ambos sexos está la línea U, con ropas más informales y cómodas. Para las mujeres, está la línea AD y AD+. Está última pensada para mujeres con tallas de la 46 en adelante. Los hombres también tienen una línea AD, los niños e incluso las mascotas de la casa.

Por último, la firma se completa con una línea de complementos que abarca desde bolsos, billeteras y llaveros hasta joyas, pasando por pañuelos, permufes... y sus novedosas salidas al mercado de líneas de hogar y de trajes de novia.