Para usar correctamente el acento gráfico o tilde, hay que conocer ciertas reglas que afectan a todas las palabras españolas, incluidos los nombres propios y los extranjerismos adaptados.

Acento prosódico

Todas las palabras pronunciadas aisladamente tienen acento prosódico. Sin embargo, en el habla corriente, no todas las palabras son pronunciadas con acento. De acuerdo a lo mencionado, existen dos tipos de palabras: las acentuadas o tónicas y las átonas.

Clasificación de las palabras según la posición de la sílaba tónica

  • Agudas: cuando la sílaba tónica es la última de la palabra, por ejemplo camión, café, reloj. Las palabras agudas llevan tilde si terminan en n, s, o vocal: andén, compás, iglú. Pero si la s final está precedida de una consonante, robots, la palabra no lleva tilde. Tampoco lo llevan las terminadas en y: virrey, estoy; dado que la y se considera consonante.
  • Graves o llanas: cuando es tónica la penúltima sílaba: negro, examen, árbol. Las palabras graves se escriben con tilde cuando no terminan en n, s, o vocal, por ejemplo fácil, carácter. Se acentúan también cuando la s final está precedida de otra consonante, bíceps; y cuando terminan en y: yóquey
  • Esdrújulas y sobresdrújulas: en las palabras esdrújulas la sílaba tónica es la antepenúltima y en las sobresdrújulas, la anterior a la antepenúltima. En ambos casos las palabras siempre se acentúan gráficamente: mecánico, exámenes, cómetelo.
Acento diacrítico

Es el acento gráfico que permite distinguir palabras que tienen diferente significado: el (artículo), él (pronombre); tu (adjetivo posesivo), tú (pronombre personal); se (pronombre personal), sé (del verbo saber y ser). Pero la tilde diacrítica no hace distinción entre palabras de igual forma como por ejemplo di, forma del verbo dar y decir.

Tilde en las palabras monosílabas y en los adverbios terminados en -mente

Las palabras de una sola sílaba no llevan acento gráfico, excepto que sea una tilde diacrítica. Los adverbios terminados en -mente tienen dos sílabas tónicas: una que corresponde al adjetivo del que derivan y la otra es la del elemento que la compone. Estos adverbios conservan la tilde sólo si el adjetivo lleva tilde: rápidamente (de rápido), cálidamente (de cálido).

El acento ortográfico en las palabras extranjeras adaptadas y en las letras mayúsculas

Las palabras extranjeras adaptadas al español, en su escritura y pronunciación, se atienen a las mismas reglas de acentuación de la lengua española: Milán (Milano), béisbol (baseball).

Las letras mayúsculas se escriben siempre con tilde, cualquiera sea su ubicación en la oración: PROHIBIDO PISAR EL CÉSPED.

Tildes que dejaron de ser obligatorias, según el Nuevo Manual de Ortografía de la RAE

Fue suprimida la tilde diacrítica en los demostrativos esta, este, estas, estos, y en el adverbio solo (solamente). Desde el último Manual de Ortografía de 1959, las normas ortográficas obligaban el acento gráfico en situaciones ambiguas: “en vista de que los casos de ambigüedad son muy poco frecuentes y son fácilmente resueltos por el contexto, se acuerda que se puede no tildar el adverbio solo y los pronombres demostrativos incluso en casos de posible ambigüedad”, así lo expresó la Comisión de Redacción de la Nueva Ortografía. Esto no significa que se prohíba el uso de la tilde.

Otras tildes desaparecidas y con obligación de no ser usadas

Las monosílabas eran “a efectos ortográficos las palabras que incluían una secuencia de vocales pronunciadas como hiatos en unas áreas hispánicas y como diptongos en otras”, por lo que se aceptaba escribir guion o guión, hui o huí. A partir de las nuevas normas, estas palabras no deben llevar acento ortográfico.

Cuando la conjunción “o” se escribía entre dos cifras llevaba tilde: 15 ó 20; para evitar confundirla con el número 0. Hoy, con el uso del teclado de la computadora, la Real Academia considera que no existe dicha confusión.

Hay grupos de palabras como siglas, abreviaturas y acrónimos que se rigen por normas especiales y propias para cada uno de los casos.