El limonero es un árbol de hoja perenne, crece a una altura de aproximadamente seis metros, es originario de Asia pero actualmente es de distribución mundial. El limón pertenece a la familia de las Rutaceae, los frutos varían de color verde a amarillo brillante cuando están maduros, tanto las flores como los frutos son sumamente aromáticos.

Métodos de obtención del aceite esencial de limón

El método más antiguo de obtención industrial de este aceite, es el conocido como el método de la esponja. En él, la fruta se corta transversalmente en dos partes, se extrae la pulpa con una cuchara de bordes afilados y la corteza se deja varias horas en agua, después es prensado a mano para extraer el aceite. Esta operación se efectúa sobre esponjas que retienen las impurezas y sueltan por presión una mezcla de aceite esencial y agua que se recoge en envases, en donde la mezcla agua-aceite se separan por decantación.

Otro procedimiento, consiste en rodar la fruta dentro de un contenedor de fondo cóncavo y paredes provistas de dientes que recoge el aceite en su parte inferior por medio de un tubo. A través de los años, este proceso se ha mecanizado, empleando prensas accionadas manualmente que depositan sobre esponjas el aceite obtenido.

Un método de obtención más completo, consiste en el uso de exprimidores que colectan la corteza por medio de un embudo y la prensan para extraer el aceite. La mezcla de líquidos que sale se arrastra con agua. Algunas de estas máquinas trabajan con cilindros verticales y las partes que tienen contacto con la corteza son de madera, el rendimiento alcanza 20.000 cortezas de limón por hora.

Actualmente, los equipos raspan ligeramente la corteza a través de discos de acero inoxidable grabados con múltiples pirámides superficiales, el aceite y los subproductos generados son tratados por arrastre de agua y posteriormente separados.

Recientemente, se emplean máquinas para la obtención simultánea del aceite esencial y del zumo de la pulpa.

Composición del limón

La composición del aceite de limón esta constituida por el octileno, alfa-pineno, beta-pineno, canfeno, beta-felantreno, metilhepteno, gamma-terpineno y D-limoneno, componente principal del aceite de limón.

Otros compuestos son derivados de los aldehídos C8,C9,C10 y laúrico, citronela, alfa-terpineol, el componente químico más importante y característico es el citral y el geraniol, probablemente en su forma de acetato, nerol también como acetato y citronelol; también como acetato, los sesquiterpenos bisaboleno, cadineno, ácido alifático y limeteno.

A través del análisis por cromatografía de gases, se han identificado nuevos componentes, los cuales varían según la procedencia, la manera de obtención y la estación del año.

Dos ejemplos de la diferencia en la composición del aceite esencial con respecto al origen son:

  • Aceite italiano, con datos de peso específico de 0,8597 a 15ºC, y contenido en citral del 3,5%.
  • Aceite español, el cual muestra un peso específico de 0,851 a 24ºC: y contenido en aldehído citral del 4,5%.
Información que se relaciona con la calidad y el tipo de solvente más adecuado, para mezclarlo o diluirlo.

Usos del aceite esencial de limón

El aceite de limón y sus derivados, son empleados como ingredientes de varios dulces producidos comercialmente y en otro tipo de confituras. Son utilizados extensamente en la industria farmacéutica, la industria del perfume y la cosmética, también se aplican como fragancias en productos de limpieza.

Por otra lado, en la medicina alternativa se utiliza como aceite estimulante del sistema circulatorio, se le atribuyen propiedades antisépticas, astringentes y como repelente de insectos.

El limón y los subproductos obtenidos de su transformación industrial, tienen múltiples usos en diversos procesos, asimismo su aplicación en terapias alternativas cobra relevancia debido a las propiedades bioquímicas que posee.