La cena de Acción de Gracias o "Thanks Giving" es, sin duda, la más importante celebración en Estados Unidos, incluso por encima de la Navidad. Aunque hoy en día el consumismo la empuja a una celebración más, junto con el Día de Independencia, se mantienen como la celebración favorita de los americanos.

En fechas modernas en Estados Unidos, celebrar la tradicional cena de Acción de Gracias, significa que amigos y familiares se reúnen a compartir un rato agradable. Una suculenta cena con el infaltable pavo, salsa de arándanos y pastel de calabaza.

El origen del Día de Acción de Gracias

En realidad, las verdaderas intenciones de esta fecha especial se encuentran en sus orígenes, por eso, tanto escuelas como iglesias, enfatizan la importancia de dar a conocer el origen de esta tradición, invitando a la reflexión de su verdadero significado.

El origen de esta tradición, se remonta al tiempo en que los peregrinos del Mayflower llegaron a Plymouth Rock, Massachusetts, en Estados Unidos. Allá por noviembre de 1620.

El crudo invierno de esa región los tomó por sorpresa, incluso alrededor de la mitad perdió la vida. Los pocos que sobrevivieron fue debido a la ayuda que recibieron de los nativos de la zona. Al siguiente otoño, obtuvieron una gran cosecha y decidieron celebrarlo con una gran cena.

Acción de Gracias reunidos en la casa comunal

Después de recolectar la cosecha, el gobernador de la colonia de peregrinos Plymouth Plantation declaro: "todos ustedes peregrinos, con su familia, congréguense en la casa comunal en la colina; para escuchar al pastor, y dar gracias a Dios todo poderoso por todas sus bendiciones".

Se celebró con pan de maíz, con vegetales, con carne de ciervo y pato, incluso mariscos. De hecho, se sabe que el tradicional pavo, la salsa de arándanos y la torta de calabaza, con que se celebra en las fechas modernas, no formaron parte del menú de aquella época.

El día de Acción de Gracias no se celebraba todos los años, desde 1621 y hasta 1863 se celebró en distintas fechas. El primero de noviembre de 1777 fue oficialmente declarado día feriado por el Congreso, pero no fue hasta el 3 de octubre de 1863, cuando el entonces presidente Abraham Lincoln, proclamó por carta del Congreso, “un día nacional de acción de gracias". Dando paso así, a la más importante celebración en Estados Unidos.

Una reflexión el Día de Acción de Gracias

Una vez conocido el origen y el verdadero significado de esta celebración, sería bueno agregar un momento de reflexión. Pensar en esas pequeñas cosas a las cuales no se suele prestar atención, porque están ahí, a nuestro lado todos los días. Pequeñas cosas que sólo se valoran cuando se carece de ellas.

Así que la próxima vez que se siente a celebrar una cena de Acción de Gracias, no sólo piense en la comida, no sólo espere por un buen trago, por un momento olvídese del baile, recuerde que la acción primordial es agradecer a Dios todo poderoso por las bendiciones recibidas.

Una petición solidaria en esta fecha especial

Sólo basta una miradita alrededor para comprobar cuanto ha regalado: una deliciosa comida, un cálido techo, una celebración más al lado de la familia.

De paso se debe hacer una petición al creador por los niños huérfanos, por la gente que está en una cama de hospital, por los indigentes que muchas noches se acuestan sin cenar, por lossoldados que se encuentran en tierras remotas y lejanas, añorando las manos mágicas de su madre o de su esposa al preparar la comida, y que extrañan la calidez del techo familiar.

Elevar una oración por ellos, los menos afortunados, a los que les falta un motivo para celebrar, por los que esperan que pase su invierno, para celebrar su próximo otoño no cuesta nada.