Cada 3 de julio se conmemora en Argentina el Día del Locutor Nacional. La tradición existe desde 1950 y conmemora el nacimiento de la entidad gremial que nuclea a los profesionales de la radiodifusión, la Sociedad Argentina de Locutores.

La historia del Día del Locutor en Argentina

La conmemoración del Día del Locutor en Argentina encuentra su origen en 1943, cuando un grupo de locutores radiales conformaron la Sociedad Argentina de Locutores. La puesta en pie oficial de la organización se llevó a cabo un 3 de julio, razón por la cual fue elegido este día para conmemorar el Día del Locutor.

Según el relato de uno de los protagonistas de este evento, los locutores en ese momento se hallaban muy distanciados, al ser parte de radios que diferían en sus orientaciones y, en ocasiones, también competían por audiencia. Sin embargo, la propuesta de crear una entidad gremial de Jorge Omar Del Río halló eco pronto y, ese 3 de julio de 1943, en una sesión extendida hasta las cuatro de la mañana, se creó la Sociedad Argentina de Locutores.

La creación de un día para honrar la labor de estos profesionales llegaría más tarde, en 1950, cuando un Congreso Nacional de Locutores realizado ese año establecería la fecha de fundación de la SAL como Día del Locutor Nacional.

La Sociedad Argentina de Locutores en la actualidad

En la actualidad, la Sociedad Argentina de Locutores sigue nucleando a estos profesionales y representándolos gremialmente. Como el resto de los sindicatos en Argentina, la SAL participa en negociaciones colectivas de salarios y condiciones de trabajo, gestiona su propia obra social y representa al colectivo en la definición de escalas salariales y convenios laborales.

Cuenta, además, con seccionales en las principales ciudades del país, tales como Rosario, Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba, Salta, Paraná, Jujuy y San Juan, entre otras.

La historia de la radio en Argentina: los orígenes

La primera trasmisión radial en Argentina data de agosto de 1920, cuando con equipos restaurados que provenían de los campos de batalla de la Primera Guerra Mundial, Enrique Telémaco Susini y su grupo de radioaficionados realizaron las primeras salidas al aire desde el Teatro Coliseo, en Buenos Aires.

La transmisión fue exitosa, aunque todavía la audiencia era escasa, dada la reducida cantidad de equipos de recepción en el país. Este grupo continuaría su actividad, fundando la primera emisora radial argentina llamada LOR Radio Argentina.

La expansión de las emisoras radiales en Argentina

Dos años después surgiría la segunda, LOX Radio Cultura; y en los años subsiguientes las iniciativas de creación de emisoras se multiplicarían, al tiempo que crecía la audiencia, ganándose el aparato receptor un lugar destacado en las casas de los argentinos.

La década siguiente será la época de oro del radioteatro y surgiría, además, la Radio del Estado, que se encargaría de transmitir programas culturales y de educación para toda la población.

La profesión de locutor cobrará importancia en proporción con el rápido crecimiento de las emisoras en el país. La llegada de la televisión, hacia 1950, expandiría el campo de acción de estos profesionales hacia la pantalla chica, donde su labor también era muy requerida y de importancia.