El 17 de diciembre de 1999 la Asamblea General de las Naciones Unidas, decidió establecer el 25 de Noviembre como fecha anual en la que celebrar el Día Internacional contra la Violencia de Género, aprobando una declaración sobre la eliminación de todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vía pública o en la vía privada.

Sin embargo, a un mes de que finalice el año, en España, son 54 las víctimas mortales a causa de la violencia machista, según datos recogidos por el Ministerio de Igualdad, aunque sólo 14 habían denunciado. En este informe cabe destacar que en el 70% de los casos el agresor es de nacionalidad española y con una edad comprendida entre los 41 y 65 años. Asimismo las cifras actuales son inferiores a las del 2010 en el que se contabilizaron 73 asesinatos a manos de la violencia de género. Aunque según los estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud, una de cada cuatro mujeres en el mundo es víctima de agresión sexual.

Ante estas cifras incesantes, la ONU lanzó ayer una iniciativa con 16 puntos para acabar con la violencia contra las mujeres, en la que considera esencial educar desde la infancia en "la igualdad real entre hombres y mujeres" según Michelle Bachelet, directora ejecutiva de ONU Mujeres.

De esta iniciativa destaca la necesidad de que las sociedades reconozcan la importancia de la educación a los menores en la que se les enseñen herramientas que posibiliten una transformación en las relaciones entre los géneros en pro de la armonía, el respeto mutuo y la no violencia. "No se trata sólo de acabar con la violencia doméstica y los feminicidios, sino también con el matrimonio forzado precoz, los crímenes de honor, la violación o la mutilación genital", explicó Bachelet, exigiendo de esta manera un compromiso real de los Gobiernos, ya que algunos países tienen grandes brechas al respecto.

La violencia de género, en palabras también de Bachelet, "no es un asunto privado, sino de todos nosotros, de toda la sociedad, que debe luchar contra una de las violaciones de los derechos humanos más extendida y al mismo tiempo uno de los crímenes menos enjuiciados".

Los niños, víctimas directas de la violencia de género

La violencia extendida es aquella que se ejerce sobre los familiares o personas cercanas a la víctima, siendo una de las principales características de la violencia de género. Los hijos de las víctimas son los que más la padecen.

En la mayoría de los casos, los agresores atacan utilizando todos los mecanismos posibles que causen mayor dolor a la víctima, amenazan con hacer daño a los hijos comunes, maltrato directo a los mismos e incluso asesinato de estos junto al de la mujer. En 2010 cuatro de los trece niños víctimas de violencia de género, murieron en manos de su progenitor.

Por otro lado, cabe destacar, que los niños, sin haber recibido ni un solo golpe, son también principales víctimas de la violencia de género digerida en sus hogares. Son niños que viven en la violencia, y que pueden llegar a crecer creyendo que la violencia es una pauta de relación normal entre los adultos, pudiéndolo tomar como modelo de comportamiento en sus futuras relaciones.

En la mayoría de los casos padecen numerosos trastornos físicos y psíquicos, alteraciones del sueño, cansancio, estrés, depresión, baja autoestima, miedo, ansiedad o problemas alimentarios, entre otros.

Los niños, ya sean receptores o testigos de violencia de género, siempre son víctimas y siempre se debe actuar en consecuencia. Por ello, organizaciones como Save The Children luchan diariamente por conseguir que las leyes de los países protejan y cubran las necesidades de los hijos de las víctimas de la violencia de género.

Los hombres también son maltratados

Los hombres, aunque en menor medida, también son víctimas de violencia doméstica. Es cierto que los casos son menos frecuentes, además de ser menos visibles debido en muchas ocasiones a que por motivos culturales o tabúes los hombres no denuncian que sufren maltrato. Además, en España no existen estadísticas acerca de la situación de los hombres que sufren violencia de género, por lo que socialmente quedan excluidos del conocimiento global de la población. Sin embargo, no por ello es menos preocupante y no debe dejarnos indiferentes. La violencia no conoce género ni edades ni franjas sociales. No permitamos pues que se instale permanentemente en nuestra sociedad.

Únete a los actos del 25 de noviembre

En todas las comunidades españolas se celebran durante estos días diversos actos para la lucha contra la violencia de género, siendo el día más señalado el 25 de noviembre.

Si quieres apoyar esta batalla por la erradicación de este tipo de violencia y de la violencia en general, puedes consultar los actos previstos en instituciones de carácter nacional como el Instituto de la Mujer, el Observatorio contra la violencia, o en otras de índole autonómico como el Institut Català de les Dones, el Instituto andaluz de la mujer o el Área de violencia de género de la Comunidad de Madrid.

Para mayor información de los actos previstos en tu localidad, consulta en tu ayuntamiento.

Y, si diariamente queremos apoyar la lucha contra la erradicación de la violencia de género de nuestra sociedad, promovamos la educación y el respeto a nosotros mismos y a los demás, donde ningún tipo de violencia tenga cabida en nuestras vidas.

Ante la violencia, tolerancia cero. Luchemos por una sociedad libre de violencia.

016 no dudes en llamar. Teléfono de atención gratuita las 24 horas del año.