El Consejo de la Juventud recuerda en un manifiesto que la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de las listas de enfermedades mentales el 17de mayo de 1990. Esta fecha es la que también sirve para no olvidar que la discriminación hacia este colectivo aún persiste, así como la que padecen lesbianas, transexuales y bisexuales.

Este organismo reconoce que en los últimos años se ha conseguido en España cambios normativos importantes como el matrimonio entre personas del mismo sexo, así como la denominación registral para personas transexuales.

Sin embargo, el Consejo de la Juventud reconoce que estos colectivos, a día de hoy, no han visto reconocida la plena igualdad y siguen siendo sujetos de discriminación en el ámbito escolar o laboral.

Manifiesto

Así, el manifiesto del CJE denuncia que la mayoría de jóvenes gays, lesbianas, bisexuales y transexuales manifiestan haber sufrido violencia en sus centros escolares y que muchos adolescentes no puedan construir su identidad o vivir de forma positiva su orientación afectivo-sexual, bien porque ocultan su orientación sexual, bien porque ellos mismos no se atreven a reconocerla

Por otro lado, este consejo resalta que el número total de jóvenes infectados por el VIH sigue creciendo, ya que la prevención de esta pandemia también es imposible en un entorno que les rechaza y que no permite hablar de salud sexual, que no permite hablar de relaciones afectivas y sexuales entre personas del mismo sexo, que estigmatiza, discrimina y margina a las personas que viven con el VIH.

En este sentido, el Consejo de la Juventud de España, entiende que es de vital importancia educar y concienciar a la sociedad de la importancia de la lucha contra la homofobia, lesbofobia y transfobia.

Constitución

Especial hincapié hace este organismo de la juventud en recordar el artículo 14 de la Constitución española: "Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social."

Por todo el ello, el Consejo de la Juventud solicita que los centros educativos y entidades juveniles continúen sensibilizando y formando en valores como la tolerancia y el respeto, con medios eficaces y dirigiéndose no sólo al alumnado sino también al profesorado.

A su juicio, los centros escolares no deben ocultar en sus temarios ninguna de las diferentes orientaciones afectivo-sexuales de los alumnos, para que no se produzcan situaciones de discriminación por este motivo o identidad de género.

Derecho de Igualdad

Por su parte, el consejo pide a las autoridades públicas que incrementen su labor de garantizar el derecho de la igualdad de trato y no discriminación, junto con la libertad de expresión, entendiendo que la Ley de Igualdad de trato es un paso, pero no el último para finalizar con la homofobia y la transfobia en la sociedad.

Asimismo, apela a las instituciones del Estado y a las Comunidades Autónomas para que garanticen el acceso de las lesbianas a la totalidad de los servicios públicos, en tanto que sufren una doble discriminación por ser mujeres y lesbianas.

Finalmente, pide a las instituciones sanitarias que incremente y oriente el esfuerzo y actuaciones en la lucha contra el VIH/Sida y las enfermedades de transmisión sexual hacia el colectivo gay, para así paliar el alarmante incremento de esta pandemia en estas personas.